Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Sergio Massa

POLÍTICA

En Inglaterra definen a Sergio Massa como «lo único que se interpone entre Argentina y el caos»

Medios internacionales destacan el trabajo de Sergio Massa aunque reconocen que el problema inflacionario es grave.



La llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía parece haber traído calma en el Gobierno. Si bien es cierto que el dirigente viajó en repetidas ocasiones a Estados Unidos para tener cercanía con el Fondo Monetario Internacional (FMI), eso no trajo más tranquilidad en la economía nacional ya que la inflación crece mes a mes aunque desde Inglaterra consideran que el titular del Palacio de Hacienda está haciendo un buen trabajo.

El medio inglés The Economist definió a Massa como «lo único que se interpone entre Argentina y el caos» y destacó que desde su asunción «ha traído algo de calma» al país y en el ámbito internacional. Cabe remarcar que el trabajo más importante que logró el dirigente es la aprobación de la segunda revisión del acuerdo con la entidad internacional.

Además, señalan que «Massa consiguió aumentar las reservas ofreciendo a los productores de soja un mejor tipo de cambio» como medida destacada. Seguido a esto, subrayan que «ha reducido los gastos del gobierno, ha elaborado un presupuesto más estricto y está trabajando en la reducción de los subsidios indiscriminados de las facturas de servicios públicos y del transporte público».

Del FMI a los nuevos objetivos

En el mismo editorial, señalan que Sergio Massa «recibió un espaldarazo cuando el FMI aprobó el 7 de octubre un desembolso de 3.800 millones de dólares (aunque el dinero volverá a ser para el pago de la deuda). El Fondo elogió los esfuerzos de Massa, pero advirtió que los riesgos siguen siendo elevados», detallaron teniendo en cuenta la lucha contra la inflación.

Los nuevos objetivos para el titular del Palacio de Hacienda son «bajar la inflación tanto recortando el déficit fiscal como generando confianza en el peso con un superávit comercial y reservas de divisas». Sobre la suba del IPC remarcan que es «cercano al 100%» y que si logra desacelerarlo «se habrá hecho un nombre para el futuro».