Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Dani La Chepi
Dani La Chepi

ESPECTÁCULO

«Entré en el alcohol»: Dani La Chepi decidió contar parte de su historia de vida

La comediante se mostró realmente movilizada al momento de hacer referencia a una situación muy complicada.

No se guardó absolutamente nada y quiso compartirlo delante de cada uno de los televidentes. Dani La Chepi estuvo presente en «Podemos Hablar», el programa que lleva adelante Andy Kusnetzoff a través de la pantalla de Telefe, donde quiso dar a conocer una parte muy fuerte de su vida, donde debió luchar contra una adicción.

«Tengo un muy mal ejemplo para contarles pero es uno a tener en cuenta para no seguir en ese camino que son las adicciones y que yo al principio las tuve», comenzó manifestando la exconductora de «El Juego de la Oca», dando detalles sobre una situación de la cual pudo salir gracias a su hija Isabella, tal como ella lo contó delante de cada uno de los invitados.

«Entré en el alcohol a lo loco, fue antes de tener a Isa, ella fue mi salvación», aseveró nuevamente Dani La Chepi. «Pude salir haciendo terapia, con psiquiatras y medicación, la pasé horrible. Me he llegado a pelar frente al espejo tipo Natalie Portman, flasheando que era ella«, sentenció la rubia ante la mirada atenta de Andy Kusnetzoff.

Tajante

Meses atrás, la comediante había dado detalles al respecto en el programa que Juana Viale conduce a través de la pantalla de Canal Trece. «Yo me encontré un día en mi casa a las dos de la tarde, en pantuflas, vaciándome una botella de vino”, recordó la influencer. Y me acuerdo que estaba viendo V de venganza y en el momento que Natalie Portman se pela yo flashee que era Natalie, después me di cuenta de que no», apuntó.

«Y ese día me acuerdo que me fui a tatuar, hice de todo ese día. A mí fue la terapia que ya está, ya es demasiado. No me gustaba lo que veía en el espejo, o lo que pasaba después de tomar y tomar, o que te digan al otro día. Y nada, terapia, psicólogo, psiquiatra, medicación, que para mí es el mejor invento después de la bicicleta y dije ok, sí, puedo. Después volví a tomar, pero no en exceso, y puedo disfrutar de una copa de vino», concluyó.