Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Marina Calabró
Marina Calabró

ESPECTÁCULO

La indignación de Marina Calabró con Mario Pergolini: «Detesto que ningunee»

La comunicadora opinó sobre los duros dichos del empresario sobre la televisión actual.

Mario Pergolini dejó de hacer televisión hace años y se dedicó a sus negocios en otros rubros. Lo cierto, es que cada vez que el empresario brinda una nota se encarga de hablar de las nuevas tecnologías en contraposición con los espacios de comunicación tradicionales, algo que no le cayó simpático a una de sus colegas: Marina Calabró.

Luis Novaresio fue el que habló con Pergolini y, en el pase de hoy en La Nación+, Calabró no dudó en cuestionar una parte del contenido del reportaje. «Estaba tan indignada en mi casa… si hubieras estado en vivo caía en el estudio», le comentó Calabró a Novaresio en relación a su entrevista con Mario.

Con un poco de humor y un poco hablando en serio, la compañera de Luis Majul en las mañana de LN+ argumentó su postura: «»¡Las cosas que dijo ese hombre! Detesto que de por muerta la televisión, detesto. También detesto que diga que no hay estrellas en la televisión, detesto que ningunee y baje el precio».

«¿No mira televisión? Entonces no hables de televisión, Mario. Te banco el derecho a hablar, pero hablás con total liviandad de lo que es una industria que le da laburo a mucha gente y que lejos de estar muerta, está vivita y coleando. Estoy indignada», planteó la columnista para finalizar con su descargo televisivo.

La opinión de Pergolini

Aunque repasó varios temas, una de los segmentos que más resonó fue uno en el que el empresario expuso su postura sobre el relanzamiento de «Gran Hermano»: «Me parece que atrasa en la televisión. No lo digo como crítica. No puedo creer que tuvo más de 20 puntos , si bien no adquirió nuevo público porque bajaron los otros, en un prime time que ya está bastante desgastado, pero me llamó la atención que siga existiendo un formato como Gran Hermano, tan de los 90’… Lo veo a Santiago del Moro y digo: ‘este tipo es un conductor de los 90’. Él tendría que estar haciendo cosas en otros lados».