Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

ESPECTÁCULO

«Me desperté ahogado»: Santiago Giorgini habló del terrible incendio que se desató en su casa

No dudó en contar qué fue lo que sucedió en su hogar, y que dejó a todos conmocionados.

Un momento realmente fuerte se vivió en «La Peña de Morfi», el programa que llevan adelante Jésica Cirio y Jey Mammon a través de la pantalla de Telefe. Allí, el reconocido cocinero Santiago Giorgini, decidió hablar del incendio que afectó su hogar hace una semana atrás, luego de que terminara el mencionado ciclo, mientras él estaba en su hogar.

«Quiero concientizar a todos, uno deja el lavarropas o secarropas funcionando, y se va a hacer otras cosas. El Capitán de Bomberos de la policía me dijo ‘Pelado estás vivo de p…’», lanzó. Ante la mirada atenta del presentador, continuó brindando todos los detalles al respecto. «Hice mi rutina habitual de todos los domingos. Me di una ducha y me tomé una siesta con Juli», señaló.

«Las chicas salieron con sus novios. Por suerte, estábamos solos, porque es muy feo vivirlo. Una práctica muy habitual es dejar el lavarropas funcionando, en mi caso fue un secarropas que condensa el calor. Es algo sobre lo que quiero concienciar. Tuvo un desperfecto mecánico, según el informe de peritaje», contó Santiago Giorgini delante de las cámaras y de Jey Mammon.

«Se clavó el motor, generó fricción e hizo que se derritiera un plástico o cable interno, y se comenzó a prender fuego el lavadero a una velocidad única y, de ahí, toda la casa. Todas las valijas derretidas y los recuerdos del jardín de las chicas. Esos cuadernos que uno guarda del primer día de clases. Pero no te importa nada, es todo material» lanzó.

«Me desperté ahogado y no veía nada por el humo. Le grité a Juli, desesperado, y bajé como pude la escalera. Corté la térmica de luz para tirarle agua, pero vi que era mucho más grande. Agarré uno de los dos matafuegos que tengo en la casa y conseguí frenar la mitad, pero había toda una parte del techo que no dejaba de arder, con todos los artefactos de limpieza. Una vecina llamó al 911 y Juliana y yo salimos de casa, sin nada. Mis viejos y mi suegro nos salvaron, supieron que todavía no nos toca», finalizó el chef.