Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Patricia Bullrich

POLÍTICA

Patricia Bullrich pidió acción policial en Villa Mascardi y Rosario: «Si a mí me tocase gobernar, entro el primer día con las fuerzas»

Patricia Bullrich reiteró su disidencia con el Gobierno nacional tanto en Villa Mascardi como en Rosario.



Patricia Bullrich reiteró su disidencia con el Gobierno nacional tanto en Villa Mascardi como en Rosario. La líder del PRO anticipó que en caso de ser Presidenta lo que haría primeramente es atacar el terrorismo mapuche y el narcotráfico rosarino. Además remarcó que cambiaria las leyes para no tener inconvenientes a la hora del desalojo.

Alberto Fernández visitó a grupos mapuches en su viaje al sur del país y ocasionó gran indignación en la opositora: “Es seguridad jurídica desalojar Villa Mascardi, pero es inseguridad jurídica que el Presidente vaya allá y que diga que todo fue un poquito mentira y que liberen a todos los detenidos”, aseguró la exministra de Seguridad durante la gestión de Mauricio Macri.

Sin ningún tipo de vacilación, explicó qué haría si fuera electa en las presidenciales: «Si a mí me tocase gobernar, entro a Rosario o al sur el primer día con las fuerzas federales«, exclamó en LN+. “Las Fuerzas Armadas en ese momento no están preparadas y hay que cambiar las leyes. A los seis meses, preparadas y cambiando las leyes, dándoles también la seguridad, se podría hacer», expresó.

Patricia Bullrich comentó que sería trascendental para las leyes de Defensa y Seguridad que se puedan utilizar a las Fuerzas Armadas en casos concretos que se pone en juego el territorio nacional. De esta manera, el Ejército “puedan acompañar los procesos en los que se pueda haber pérdida del territorio«. Pese a su idea, se requiere un modificación legislativa.

«Cuando fui ministra de Seguridad pedí siempre la participación de las Fuerzas Armadas en principio solo en la frontera. Con la Gendarmería no alcanza”, añadió la presidenta del PRO. Como cierre a su pedido de más  seguridad, alertó que “nuestro continente produce el 100% de la cocaína del mundo. Entonces, la presión que tenemos sobre nuestra frontera es enorme”.