Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Malena Guinzburg

ESPECTÁCULO

«¿Sabías que murió?»: Malena Guinzburg y un fuertísimo relato en Telefe

La humorista no se quedó callada y dejó a todos con la boca abierta con lo que decidió dar a conocer en pleno programa.

Realmente conmocionante. Así fue lo que decidió dar a conocer nada más y nada menos que Malena Guinzburg, una de las humoristas más queridas y destacadas de nuestro país. Fue en «Podemos Hablar», el programa que lleva adelante Andy Kusnetzoff a través de la pantalla de Telefe, donde habló del bullying que sufrió en su adolescencia, dando a conocer una historia muy fuerte

«El ‘gorda’ no se erradicó un carajo Siento que, si hoy pasa eso, va a haber un grupito que lo va a querer cagar a piñas al que está diciendo eso. Ahora, el insulto sigue siendo ‘gorda’. Es lo peor que podés ser en la escala humana. A veces el contexto no te ayuda: a veces no estás tan fuerte y te viene del otro lado y te puede cachetear», aseveró.

Inmediatamente, Malena Guinzburg continuó con su relato. «Tenía 17 años y estaba muy angustiada con no haber besado, de que me gustaba Julián y terminó saliendo con mi amiga Julieta, me enamoraba de amigos, de profesores, de Mauro, que estuvo con todas mis compañeras del secundario, menos conmigo, y pensaba ‘¿qué le costaba una más?'», sostuvo delante de Andy Kusnetzoff.

Inesperado

«Yo (estaba) muy mal con mi cuerpo, muy gorda, en una época horrible. Y en el viaje de egresados estamos en Grisú y estaba atrás de una amiga, caminando y un pibe se le acerca y la encara para ‘tranzarla’. Ella le dice ‘no, no, no, pero ahí está mi amiga’. Yo, cero orgullo, porque lo único que quería era dar un beso, dije ‘sí, acá estoy, ¿quién?’ Entonces ahí ‘tranzo’ con Iván, un pibe de Rosario, me acuerdo el nombre porque era mi primer beso, y aparece una persona, un compañero de la otra división y dice ‘ey, se están ‘tranzando’ a la gorda’», aseveró la actriz.

«Muchos años después, hice un monólogo que contaba esto y decía que al único que le deseaba mal en la vida era al pibe que dijo eso, y daba nombre y apellido. Una vez me escribe una mina y me dice ‘yo trabajo con el hermano, ¿sabías que murió ese chico, no?’. No sabés lo que me traumé. Lo único que me consoló era que había muerto antes de que yo arranque con el monólogo. No lo maté, pero tengan cuidado conmigo», finalizó Malena Guinzburg.