Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
L-Gante

ESPECTÁCULO

«Te escrachás solo»: L-Gante y su padre biológico se enfrentaron en lo de Karina Mazzocco

El cantante intervino en la nota que le estaban haciendo a su progenitor y se notó la tensión.

Miguel Ángel, el padre biológico de L-Gante, contó parte de su historia de vida en el programa de Karina Mazzocco en América TV. Lo que no se esperaba, era la aparición del joven cantante en vivo a través de un móvil, en el que enfrentó a su progenitor por hablar del caso en televisión mientras la distancia entre ellos sigue existiendo.

Según Miguel Ángel, el alejamiento con Elián se dio cuando él estaba en la cárcel y se terminaron las visitas. Años después, el hombre salió el libertad pero no pudo reconstruir el vínculo. Apenas apareció en cámaras, se notó tenso a L-Gante: «Iba a dar una vuelta, pero pasé porque me dijeron que había un chabón hablando bol*deces. No sé de qué estaba hablando, si quiere aparecer, que aparezca con un asado en vez de estar hablando bol*deces».

“Él tiene mi número, lo que está haciendo es farandulear”, añadió el joven y el Miguel esgrimió su réplica: «“Va a ser mi hijo siempre, me dé bola o no, esté o no enojado. Los hijos no se elijen. «No tengo interés ni curiosidad por preguntar nada. No estoy enojado con nadie”, aseguró el cantante después de escuchar a su padre biológico.

«Acá estuvieron abiertas las puertas siempre, caé con un costillar y hablá todo lo que quieras sin quedar como un pelotudo en la televisión”, añadió L-Gante. “Yo no te prometí que iba a ir y vos sí me prometiste que ibas a venir. Yo no estoy para este conventillo, estoy para darle lecciones de vida. Te quiero mucho, pero no para hablar por televisión. Soy tu papá, no tu hermano ni el tipo de la esquina”, retrucó Miguel.

Para finalizar el diálogo televisado, Elián Valenzuela ratificó su postura: “La gente como no te ve nunca acá y ahora te ve en la tele me dice que te querés colgar ahora, aunque sé que no es así. Por eso te quiero rescatar, si querés aparecer, aparecé en casa que te damos de comer. Yo no quiero que hablen mal de mi padre ni de mi madre, pero a veces te escrachás solo». «Vamos a comer un asado y vamos a poner a Ventura de mozo», dijo Miguel para tratar de quitarle algo de peso a la interacción.