Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

ESPECTÁCULO

«Ahora me cae mal»: Martina, exparticipante de Gran Hermano, apuntó contra Juan

La joven que fue una de las primeras eliminadas del reality, dejó muy en claro que cambió de postura.

Directa, sincera y sin pelos en la lengua. De esta manera es como se ha mostrado desde el primer día Martina, una de las exintegrantes de Gran Hermano. Esta vez, en una charla con Diego Poggi, el host digital del reality que conduce Santiago del Moro a través de la pantalla de Telefe, dejó en claro que cambió su forma de ver el juego, y más precisamente a uno de sus aliados, Juan.

«No me gusta lo que hizo, juntó gente y dijo que así no era él, que el que no había jugado así no era él… Y sí, flaco, fuiste violento. Y el que fuiste al choque fuiste vos», comenzó asegurando en una charla donde se mostró más directa que nunca, tras haber integrando el grupo de «Los Monitos», que poco a poco se fue diluyendo debido a las nominaciones y salidas.

«Ahora me cae mal, pensé que se iba a manejar como nosotros. A mí la gente no me quería, pero fui siempre frontal, no fui careta y dije las cosas como son», lanzó Martina de Gran Hermano. «Y ahora el chabón está jugando el papel de pobrecito, y no me va. Es un cag*n. Me molestó que le dijera a Marcos que yo gustaba de él, porque nada que ver«, sentenció.

Sobre la polémica

Tras su salida de la casa más famosa del país, Martina fue consultado sobre sus polémicos dichos asegurando que los bisexuales le daban «asquito». «Realmente fue algo que yo sabía que ‘picanteaba’ o que, hoy como está todo, iba a chocar y llamar la atención. Pero, realmente no es algo que pienso. Podrán ver en el programa que estuve con Cata, recontra con Cata», lanzó.

«No tengo ningún problema, fue algo para la presentación, que era para que haga ruido», reveló la joven. «Tu perfil fue de gran impacto cuando ingresaste. Esa declaración… creo que ya hoy no se puede utilizar ni siquiera para picantear, porque es una frase muy poco feliz. Pero yo creo que lo que los mata como grupo es la soberbia», le dijo Analía Franchín.