Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

ESPECTÁCULO

«Al otro día falleció»: Juliana de Gran Hermano rompió en llanto al dar a conocer su historia familiar

La joven se mostró realmente conmocionada delante de cada uno de sus compañeros dentro del reality.

Muy fuerte. De esta manera fue lo que se vivió en «Gran Hermano». Y es que una de las participantes de esta nueva edición que se emite a través de la pantalla de Telefe bajo la conducción de Santiago del Moro, se mostró movilizada. Se trata de Juliana, la joven de Venado Tuerto habló de la muerte de su hermano, conmocionando a sus compañeros.

«Siempre viví lejos de mi familia y cada vez que volvía a la ciudad no pasaba tiempo con mi hermano o como éramos tan distintos cuando me decía de hacer algo, comer en familia o lo que sea, no me pintaba. Siempre tenía otros planes», comenzó manifestando la pareja de Maxi dentro de la casa más famosa del país. Ante la atente mirada de los participantes, continuó con su relato.

«Y ese fin de semana, el día anterior a que muriera, fueron a merendar con mi mamá y con mi sobrino de corazón para festejar que mi mamá se había podido comprar un auto nuevo. Me dijeron de ir y no sé… no tuve ganas. Se sacaron una foto y al otro día falleció. Me sentí super mal por no haber podido disfrutarlo o pasar un rato con él», afirmó.

Sin poder contener las lágrimas, la participante de Gran Hermano reveló cómo hizo para poder comenzar a aceptar todo lo que sucedió. «La psicóloga me dijo que era re lógico que me pasara eso. Ahí empecé a bajar un cambio porque dije ‘¿cómo voy a estar todo el tiempo pensando que me quiero morir?’, ‘No es normal pensar esto, si mi vieja está haciendo todo para estar bien´», lanzó la joven que destacó a sus amigos.

«Ellos me bancan en todas. Ellos me levantaron. En un momento me di cuenta de que cada vez que nos juntábamos, yo terminaba hablando de lo mismo. Pero en un momento dije ´basta´, porque está todo bien con tener amigos, pero por eso empecé a ir al psicólogo. Más allá de todas las cosas espirituales que hacía, empecé terapia porque necesitaba analizar esas cosas tan terribles», sentenció Juliana.