Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

Alfredo Leuco homenajeó a Pinky: “Un pedazo de nuestra historia”

El comunicador repasó la trayectoria de la histórica presentadora en una fecha significativa.

Alfredo Leuco aborda tópicos o habla de personajes que no pertenecen agenda política y social en ciertas oportunidades. Efectivamente, en una emisión reciente de su programa en Radio Mitre, el comunicador homenajeó a la conductora Pinky, que cumplió 87 años recientemente.

Para comenzar, Leuco se remitió a los orígenes de la histórica presentadora: “Lidia nació en San Justo, en el corazón de La Matanza. A los 12 años ya trabajaba en los talleres textiles. Era traviesa y desafiante. Tenía una belleza y una personalidad difícil de igualar. Hija de Epifanio y Concepción, a los 15 años, sus padres la echaron de la casa. Pobre Lidia, encontró consuelo y refugio en la casa de una amiga del barrio: Ana Cohen”.

“A los 20 años debutó en la televisión y en poco tiempo se hizo muy famosa. Lidia Elsa Satragno pasó a ser Pinky. Así la bautizó un colega en referencia a lo rosado de su piel. Y comenzó a parir una leyenda a la que se conoce como ‘¿La Señora Televisión’. A los 23 años estaba en la cima. Fue declarada la mujer del año y tuvo la posibilidad de cenar con el canciller alemán Konrad Adenauer y con el alcalde Willy Brandt en Alemania. Entrevistó a Arturo Frondizi y esa fue la primera vez que un ex presidente argentino aparecía en vivo y en directo en la televisión”, contó sobre los comienzos de la diva en la pantalla chica.

Además, recordó los momentos más duros para Pinky: “Pinky atravesó durante la dictadura dos momentos que la marcaron a fuego. Una vez que le dijo que no a Ramón Camps,  el general más sanguinario, y él le contestó que la iba a tirar en un zanjón como represalia. Y después, el tema de aquel programa de las ‘24 horas por Malvinas’. Al principio ella se negó, pero después Cacho Fontana la convenció con un argumento demoledor: ‘vamos a juntar fondos para los soldaditos que sufren y necesitan de todo’. En el corto plazo, todos nos enteramos que la jerarquía militar y algunos intermediarios se robaron gran parte de las joyas y los bienes que el pueblo argentino había donado generosamente».

Para cerrar, Leuco expresó: ”Lidia se hizo Pinky en las pantallas que entraban a nuestros hogares. Fue tan titánica su tarea y su aporte que se convirtió en un pedazo grande de nuestra historia. Lidia fue primero Pinky y después la Señora Televisión. Feliz cumpleaños para todas esas maravillosas mujeres argentinas que, como mamushkas, conviven en el cuerpo de Pinky. Y ojalá que semejantes mujeres sigan siendo muy felices. Se lo merecen. Se lo ganaron en buena ley”.