Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ángel de Brito

ESPECTÁCULO

Ángel de Brito se sinceró sobre la posibilidad de volver a El Trece: qué dijo

El conductor habló de sus planes laborales a futuro en «La noche de Mirtha».

Después de años haciendo «Los Ángeles de la Mañana» en El Trece, Ángel de Brito se mudó a América TV con su productora. Aunque cambió su horario clásico a la mañana, el presentador se adaptó al prime time nocturno y su audiencia lo siguió acompañando. No obstante, al comunicador le habrían llegado propuestas sobre las que se sinceró en el programa de Mirtha Legrand.

«No te voy a mentir. Hay reuniones como todos los años cuando va a terminar el año, te llaman de un canal, del otro», le contó De Brito a la presentadora de «La Noche dee Mirtha». Por otro lado, el animador manifestó: «Estoy feliz en América como estuve feliz acá en El Trece, trabajé toda mi vida acá pero bueno…».

«Chiquita» quiso saber sobre el rating de «LAM» y enseguida Ángel despejó las dudas de la histórica presentadora. «Nos va bárbaro, somos los número de espectáculo.», De paso, Ángel reflexionó sobre el impacto del reality más famoso de la actualidad en el resto de la tv argentina: «Gran Hermano llama mucho la atención, no estamos en el mismo canal pero hablamos de Gran Hermano».

Sobre su cambio de rutina para encajar en la franja que le ofreció el Grupo América, De Brito hizo una valoración especial. «Estoy contento con la noche porque no madrugo, me la pasé toda la vida madrugando y haciendo el Bailando, así que ahora estoy feliz. A la noche tenés los eventos en vivo», contó en la «mesaza».

Para finalizar con el segmento, Legrand quiso la versión de Ángel de Brito sobre su pelea judicial con Susana Roccasalvo. «Ella me hizo un juicio que perdió y ella no entendió. En ese momento en chiste dije que era una porquería pero le pedí disculpas en el acto. Ella se emperró con el juicio y lo terminó perdiendo porque había disculpas, había sido un chiste. Además con las cosas que ella dijo de todo el mundo es ridículo que haga un juicio».