Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
FMI

ECONOMÍA

El FMI recomendó más ajuste en Argentina para contener la inflación

Las proyecciones para Argentina han caído desde el FMI, donde recomiendan ajustar para evitar más inflación.

La deuda externa que mantiene Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) complicó el futuro del país. Sin embargo, el Gobierno encabezado por Alberto Fernández logró un acuerdo para pagar en cuotas los próximos vencimientos siempre y cuando se cumplan con una serie de metas que el ministro de Economía, Sergio Massa, debe tener en cuenta.

En este marco, el Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI elaboró un informe en el que consideró que “en Argentina, las vulnerabilidades internas y la incertidumbre en torno a las políticas, sumadas a un empeoramiento del entorno externo, están agravando las perspectivas”. Así, las previsiones que tienen desde la entidad financiera sobre nuestro país han empeorado.

Seguido a esto, indicaron que «la adopción de políticas más restrictivas en el marco del programa respaldado por el FMI será fundamental para apuntalar la estabilidad y contener la inflación, que ahora se proyecta que ascenderá a 95 por ciento a finales de 2022?. Con estos resultados, las proyecciones sobre el país y la región han caído, aunque no solo por el presente que atraviesa la Nación.

Las proyecciones para Argentina

Por otra parte, el FMI redujo las previsiones de crecimiento para América Latina y el Caribe, que pasaría de crecer 3,5% este año a 1,7% el próximo. En tanto que para Argentina proyecta una expansión del 4%, que en el 2023 se reduciría al 2%. Además, la inflación rondaría por el 60%, mientras que el déficit fiscal primario alcanzaría un 1,9% del PBI para este año y en un 1,4% para 2023.

En el organismo señalaron que “las presiones inflacionarias se acumularon debido a perturbaciones relacionadas con la pandemia, la adopción de políticas expansivas, el repunte de la demanda y el efecto que la guerra en Ucrania ha tenido sobre los precios de la energía y los alimentos”. Además, subrayan que los esfuerzos realizados por cada país para contener este aumento de precios sirvió, pero no desaceleró en la medida necesaria.