Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Qatar
Fuente: Selección de Ecuador Twitter oficial

DEPORTES

Enner Valencia: el goleador del Mundial Qatar 2022 es ecuatoriano

Anotó los tres goles de La Tri en el torneo y ya acumula seis consecutivos. Los sudamericanos sueñan con los octavos gracias a la productividad de su capitán.

Enner Valencia toma nota en su libreta imaginaria. De sus goles, que ya son tres en Qatar 2022, seis en cinco partidos en su historia mundialista y 38 como máximo artillero de todos los tiempos de Ecuador. De los puntos que sumó su país, cuatro en dos encuentros que le permiten acariciar los octavos de final aunque deberá rubricar su clasificación ante Senegal. Valencia festeja, toma nota en su celebración frente a Países Bajos y el planeta lo imita: registra su nombre como una de las figuras del certamen.

“Es el mejor delantero de la historia de Ecuador, sin menospreciar a todos los que vinieron antes, pero por lo menos los números dicen eso”. Hernán Galíndez sonríe ante la pregunta de FIFA+ en la zona mixta. Es alegría genuina por su capitán, un hombre que se ganó un merecido lugar en el selecto grupo de los jugadores que aumentan exponencialmente su nivel en la Copa Mundial. Enner Valencia es una estrella de los mundiales.

Valencia había aterrizado en Catar entre cuestionamientos. Pese a haber anotado 13 dianas en 12 encuentros disputados en la Superliga turca y dos goles en la UEFA Europa League con el Fenerbahce, el delantero de 33 años arrastraba una pequeña sequía en una formación que tenía a la anemia ofensiva como principal déficit: había anotado apenas dos tantos en sus últimos seis partidos y ninguno en los últimos tres previos al debut catarí. En un plantel joven y sin experiencia mundialista, la responsabilidad de cortar con la sequía recaía sobre Enner.

“Había recibido críticas unos meses atrás por errar un penal”, confiesa Galíndez: “Hoy a nosotros no nos sorprende lo que está haciendo, lo conocemos y sabemos la capacidad que tiene. Nos da mucha felicidad que pueda ser reconocido por la opinión pública, por la opinión mundial”. En apenas 180 minutos, Valencia enterró cualquier crítica: igualó a nombres de la talla del portugués Eusebio, el italiano Paolo Rossi y el ruso Oleg Salenko al convertir las últimas seis anotaciones de su país.

Aquel niño que atravesó una infancia pobre por las calles de San Lorenzo, que ayudaba a su padre Remberto ordeñando vacas para sobrevivir, que llegó a dormir en el estadio del Emelec durante sus primeros años en el club y que decidió donar todos los premios económicos de la aventura mundialista a su Ricaurte natal, recorrió un largo camino hasta transformarse en el máximo goleador y una de las figuras de la primera fase de Catar 2022: “Vendía la leche para comprarme un par de zapatos para jugar. Me tocó vivir en el estadio Capwell y muchas veces no había ni para comer, pero sabía que tenía que sacrificarme. Con eso, con el corazón, salí adelante”, confesó en una entrevista con el diario El Comercio.

Con el corazón juega Enner sobre el campo del Estadio Internacional de Khalifa. Primero ante Catar y ahora ante Países Bajos, Alfaro repitió un ajuste táctico que liberó a Valencia: incluyó a Michel Estrada como centrodelantero y le permitió a su goleador moverse sin ataduras por todo el frente de ataque. Extremo derecho en sus orígenes, el triste fallecimiento de Christian Benítez – casualmente en Doha el 29 de julio de 2013 por un paro cardíaco tras firmar con El Jaish SC local- forzó a Enner a reconvertirse en centrodelantero. La presencia de Estrada le permitió volver a sus orígenes, aunque mayormente con el flanco izquierdo como punto de partida.

Jurrien Timber, el stopper derecho en la línea de tres que ideó Louis van Gaal, lo padeció durante toda la noche. Tras un decepcionante debut de Matthijs de Ligt, van Gaal movió piezas pero a Timber le tocó sufrir con un Enner inspiradísimo y determinado: cada intervención suya genera ventajas para Ecuador. “Sabíamos que Valencia es un buen delantero, así que intenté estar encima suyo, pero hoy ellos fueron más agresivos”, se sinceró Timber ante FIFA+ en zona mixta.

Valencia fue una constante amenaza para Timber y el arco del buen arquero Andries Noppert. Indetectable, partía desde la banda y recortaba hacia adentro una y otra vez en un plan realmente efectivo. A pura intuición, apareció por dentro para empujar la pelota en el empate final. Pese a un sufrir un esguince en la rodilla izquierda en el primer juego ante Catar, Enner fue uno de los puntos altos durante los noventa minutos: «Me hice pruebas y me salió que tengo un esguince en la rodilla, que me está molestando un poco. Hoy ya jugué con dolor pero lo importante es que pude ayudar al equipo y seguimos fuertes», precisó post partido.

El escenario se repitió ante Países Bajos: se vio forzado a abandonar el campo de juego en camilla a los 90’. Cada vez que cae sobre el campo de juego y es atendido por los médicos de su selección, el corazón de Ecuador se detiene. “Si es por él, olvidate que va a jugar”, había vaticinado Alfaro en la previa del partido frente a Países Bajos. Y Enner jugó.

Ecuador lo esperará hasta último momento para afrontar una nueva final ante Senegal en busca de la clasificación. Además de su condición invaluable como goleador, también es el líder, la jerarquía y la experiencia mundialista que marca el camino del cuarto plantel más joven del torneo. “Es un tipo completamente positivo -agrega Galíndez-. Está en todos los detalles, se preocupa por los compañeros. No es casualidad que sea el capitán”.