Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Canal Trece

ESPECTÁCULO

«Estamos muy asustados»: un conductor de Canal Trece vivió un fuerte momento en Qatar

Se trata del Pollo Álvarez, quien después de lo sucedido, intercambió mensajes con una de sus compañeras de señal.

Se quedaron todos con la boca abierta y sin poder creerlo. Y es que una situación inesperada fue la que tuvo lugar en «Nosotros a la Mañana», el programa que se emite a través de la pantalla de Canal Trece. Allí, mientras el Pollo Álvarez salía al aire desde Qatar, tuvo que levantar el móvil debido a que lo retuvieron y echaron de Barwa Villaje, donde se encontraba hablando.

Después de algunas horas, intercambió mensajes con Luli Fernández, integrante de «Socios del Espectáculo», el programa que conducen Adrián Pallares y Rodrigo Lussich a través de la pantalla de la señal del solcito. «Estoy bien, fue una locura realmente lo que pasó, nos esperaban afuera del aire para que nos vayamos», señaló el periodista.

«Los estaban apurando para que se fueran del lugar», señalaron desde el ciclo dedicado a la farándula. «Es insólito lo que me pasó, te juro que no estoy exagerando nada, fue un pésimo momento, nos rajaron, estamos yéndonos en un auto, estamos muy asustados», sostuvo el Pollo Álvarez. Fue en ese momento cuando Karina Iavícoli, dio más detalles de lo sucedido. «El Chino Rey, que es el productor ejecutivo de Nosotros a la Mañana, me dijo que no podía grabar en ese lugar. El Pollo ya no está retenido», sentenció.

Lo que salió al aire

«Le están pidiendo credencial para salir al aire. Esto es para que vean un poco cómo es la intervención policial», afirmaron desde «Nosotros a la Mañana». Además, el Pollo Álvarez relató el tenso momento que protagonizó. «Hay que bajar un poco el tono. No me gusta esto que pasa en absoluto. Ahí viene de nuevo. Estamos en el medio de la nada, pleno desierto, y nos vuelven a pedir identificación», afirmó.

«Me llama poderosamente la atención. Vinieron dos, se pusieron al lado nuestro y querían que bajemos las cámaras otra vez. Te lo juro por mi vida que es una locura. Sorprende porque es el primer incidente del cual nos ponen en conocimiento periodistas argentinos. No debería haber más problema si está todo en regla. Sinceramente, embajador, le agradezco, pero ya está. Ya está. Le quiero bajar la espuma a esto y pensar en la Selección que juega el sábado porque fue un momento incómodo. Esto es real. Vinieron otra vez de mala manera a querer cortarnos. Nos están pidiendo que nos vayamos y vamos a cortar», sentenció.