Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ciudad de Buenos Aires

SOCIEDAD

La Ciudad de Buenos Aires sancionará al vicerrector que apoyó las tomas de escuelas

La gestión de Rodríguez Larreta inició un sumario a Julio Pasquarelli, del Colegio Mariano Acosta. ¿Qué había dicho la autoridad escolar?

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le inició un sumario al vicerrector de una escuela que había apoyado las tomas de escuelas llevadas a cabo por estudiantes del nivel secundario. Se trata de Julio Pasquarelli, del Colegio Mariano Acosta, quien se expresó públicamente a favor de la medida de fuerza en distintos videos que trascendieron las redes sociales.

La postura de Pasquarelli incumple el Reglamento Escolar que está en vigencia en el ámbito porteño, y por tal motivo se inició el sumario que tiene como objetivo “investigar los hechos acontecidos durante la toma de la institución el pasado mes de septiembre”, de acuerdo con un comunicado de la Junta de Disciplina del Ministerio de Educación de la Ciudad, según un cable de la agencia NA.

“Lejos de generar un espacio de convivencia y diálogo democrático, estos gestos contribuyen a generar violencia y son un claro ejemplo de lo que no tenemos que permitir más en la Argentina. Por eso, iniciamos un procedimiento para ejercer las sanciones correspondientes”, señaló en este sentido la titular de la cartera educativa porteña, Soledad Acuña, a través de la red social Twitter.

Por su parte, el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, sostuvo a través de la misma red social que “Hay límites que no se pueden cruzar. No vamos a permitir el adoctrinamiento; todo lo contrario: vamos a seguir trabajando para que los chicos puedan pensar libremente. La prepotencia y la violencia no son formas de diálogo y no las queremos para nuestro país”.

En el video en cuestión, Pasquarelli había dicho a los alumnos en medio de la protesta: “Hay un equipo directivo que sabe que tiene espalda suficientemente grande para cuando toquen a un solo padre, a un solo estudiante, a un solo docente, vamos a salir a luchar y no lo vamos a permitir”. En tanto, y en declaraciones a la revista La Vaca, puntualizó: “No estoy a favor de la toma, pero sí entiendo que es la única manera de visibilizar lo que de todas las otras maneras no pudimos hacerlo… Nuestros reclamos no son de ahora”.

Pasquarelli se refería a los problemas edilicios de la escuela donde trabaja y remarcó que “hace tiempo estamos en una situación de abandono total, y si te quejás te tratan de violento”. Durante el último mes de septiembre, una docena de escuelas porteñas fueron tomadas por alumnos de secundaria, como protesta por los daños edilicios y también por la baja calidad de las viandas que se entregan a los estudiantes.