Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gran Hermano
Gran Hermano

ESPECTÁCULO

La dura historia de vida de una participante de Gran Hermano: «Me sentía mal»

Se trata de Daniela, la joven que cada vez tiene más protagonismo dentro del reality.

Muy fuerte. Así fue lo que decidió contar en las últimas horas, Daniela, una de las participantes de Gran Hermano que en los últimos días comenzó ajuga con fuerza dentro del reality que conduce Santiago del Moro. Esta vez, la joven fue noticia por lo que decidió contar delante de cada uno de sus compañeros, en relación a su historia de vida y a todo lo que tuvo que sobrellevar desde pequeña.

«Cuando mi mamá se separa de mi papá; mi papá pierde su primer matrimonio y después tuvo otro matrimonio. Y lo veía era una vez al mes, cinco minutos, cuando él le llevaba la plata a mi mamá…», comenzó asegurando la joven que al dar a conocer todos los detalles, no pudo contener las lágrimas, y se mostró realmente quebrada.

Delante de sus compañeros, la participante de Gran Hermano decidió ir por más. «Porque de eso no me voy a quejar, nunca nos faltó el plato de comida gracias a mi viejo. Y me falto ese…, ese compartir… no sé. Un juego, una plaza con mi viejo. Cuando mis viejos se separan, mi mamá queda sola conmigo, con mi hermana y con mi tía», aseveró sin filtros ni tapujos.

«Mi mamá pudo comprar un terreno. Todos los fines de semana yo iba con mi mamá y haciamos la casilla. Haciamos el techo, las paredes, todo. Un calor, me acuerdo. Era verano. Y yo no quería que vayan mis amigas a mi casa. No quería porque me daba vergüenza. Me sentía mal. Hacer pis en un balde ¿entendés? Y de a poco fuimos avanzando y haciendo las cosas», sostuvo la integrante de la casa más famosa del país.

«Y no teníamos ayuda de nadie ni de nada. Mi mamá ha dejado de comer. El famoso ‘no tengo hambre’ o ‘yo no ceno de noche’ toda mi vida. Hoy lo entiendo. Me da muchísimo orgullo ver todo lo que hizo solita. Yo me enfermé un montón de veces y todo era relacionado con mi viejo porque yo sabía que hasta que no sane el dolor que tenía adentro o lo perdone… no iba a estar bien conmigo misma», concluyó Daniela.