Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gran Hermano

ESPECTÁCULO

«Lo conté después de 15 años»: la Tora de Gran Hermano dio a conocer su dura historia de vida

La rubia abrió su corazón delante de los televidentes, y se mostró realmente movilizada al brindar detalles desconocidos.

Muy fuerte. Así fue lo que se vivió en «LAM«, el programa que lleva adelante Ángel de Brito a través de la pantalla de América TV, donde la Tora, la última eliminada de «Gran Hermano», rompió el silencio después de mucha polémica. Sin tapujos, la exintegrante del programa que se emite a través de la pantalla de Telefe, habló de lo que vivió en su infancia.

«El tema Alfa fue uno de los que te atravesó durante tu participación en el juego. No sé cómo lo viviste vos adentro de la casa», le dijo el conductor. «Tuve como cuatro situaciones con Alfa y me quemaba. Le decíamos ‘radio’ porque arrancaba a las 6 de la mañana y no paraba hasta la noche. Se metía con comentarios desubicados y a veces no querés escucharlo», señaló ella.

«Que te pegó mal por una cuestión personal que contaste», añadió Ángel de Brito. «Fue por una cuestión personal y porque lo hubiera hecho con cualquier persona. No lo voy a permitir ni adentro de la casa ni afuera. Si alguien está conmigo no voy a dejar que atraviese por esa situación. Lo mío fue hace mucho, a mis nueve años. Es un tema hablado y lo vengo tratando. Lo conté después de quince años y ya está resuelto. No importa quién fue ni cómo, sino que pasó, porque el final es siempre el mismo… el abuso», reveló.

Inmediatamente, la Tora fue por más. «Me hacía autocastigo con la noche, el alcohol, tapando cosas. Fue fuerte y durante mucho tiempo. Salía jueves, viernes, sábados y domingos. Hasta que un domingo dije que asi no quería vivir más. Le conté a mi mejor amiga, que me ayudó. De a poco fui soltando más cosas y así llegamos a que por ejemplo éramos diez amigas y ocho habían sido abusadas», señaló.

«Inclusive en la propia casa de Gran Hermano de las nueve mujeres, todas fueron acosadas y tres abusadas. Por eso tuve algunas discusiones con Agustín también. Yo no compartía su pensamiento porque según él para que sea un acoso tenía que ser repetitivo. Yo le decía que si en la calle alguien te hace algo, ya es acoso. No hace falta repetirlo. No sé por qué motivo no se mostró, pero Nacho se sacó, Juan también. Maxi lo frenó y le dijo bastantes cosas. Todos lo enfrentamos pero se ve que no se mostró ese tape. Estábamos todos en el sillón y lo encaramos. De hecho lo sancionaron por eso, aunque ahí no lo sabíamos», finalizó Lucila.