Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Para reducir la deuda que dejó Mauricio Macri: Alberto Fernández pasea la gorra en el FMI

Los efectos de no hacer el ajuste en el Estado generan que los políticos argentinos se dediquen a mendigar en el exterior.



El presidente de Argentina, Alberto Fernández, se va a reunir hoy con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, para plantearle una baja en la tasa de interés que recae sobre los países deudores con el organismo. Además, se van a tratar los efectos colaterales que los argentinos tuvieron que sufrir producto de la guerra entre Ucrania y Rusia.

«Con Georgieva tuvimos una excelente charla y hablamos de todos los temas. Ella entiende perfectamente el contexto internacional. No se habló de cambio de metas, pero la guerra alteró las condiciones económicas del mundo», sentenció Fernández en declaraciones citadas por la agencia NA en la última reunión que tuvo con la titular del FMI.

Por otro lado, el mandatario argentino se reunirá con el líder del Partido Comunista chino, Xi Jinping, para fortalecer las relaciones internacionales y las inversiones. Se espera que la ampliación del swap y el desarrollo del litio tengan un lugar destacado en en el intercambio entre ambos países que mantienen grandes acuerdos de cooperación.

Por otro lado, habrá una reunión a puertas cerradas entre el presidente chino y el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, para hablar sobre las tensiones que hay en el comercio entre ambas naciones como la tecnología, los derechos humanos y Taiwán, la isla democrática autónoma que Beijing considera como su territorio. Por ahora, no hay acuerdos concretos.

En cuanto, a la reunión de Alberto con el presidente de Francia, Emmanuel Macron hay intensiones de fortalecer el intercambio junto al líder de Colombia, Gustavo Petro para buscar una salida democrática para Venezuela y terminar con el bloqueo económico de los países internacionales. Por ahora, son solamente diálogos y ninguna medida concreta.