Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristian U
Cristian U

ESPECTÁCULO

«Quedé en la calle sin comida»: Cristian U dio detalles desconocidos sobre lo que tuvo que atravesar años atrás

El ganador de una de las ediciones más recordadas de Gran Hermano, no dudó en dar a conocer parte de su historia de vida.

Directo, sincero y sin tapujos. Así fue como se mostró en las últimas horas Cristian U en una entrevista con «Seres Libres«, el programa que lleva adelante Gastón Pauls a través de la pantalla de Crónica TV. En una charla sin desperdicio, contó los durísimos momentos que atravesó durante su niñez y adolescencia, dando detalles desconocidos.

«Yo en la niñez pasé por todas las adicciones, drogas, robos, ludopatía, pasé por todas. Quedé en la calle sin comida. En la calle no, pero tenía una casa que alquilaba y había vendido todos los muebles porque no podía parar jugar, el televisor…. Tenía un auto, era esa época que la gente traía cosas de Paraguay y costaban, no sé tres veces más barato», comenzó manifestando.

Delante de Gastón Pauls, Cristian U decidió ir por más. «Le había puesto llantas, estéreo, sonidos. Era una Renault Fuego, año 91 o 92, no sabés cómo la había dejado. La armé una mañana y a la noche estaba desarmada en la cochera del bingo. Con un amigo la desarmé y vendí todo a mitad de precio. Es la adrenalina de la bola que va girando y decís ‘entra el 0, en el 32’ y se te va al lado y decís ‘me la está por tirar en la próxima», apuntó.

Contundente

«Esa es una, la otra es todo lo que padecí, las ganas de querer ponerle 10 mil dólares al 32 y que salga y decir, ‘bueno me acomodé los huesos del cuerpo’. En su momento me puse en pareja con una persona con la que estuve muchísimos años y era casada. Y estaba casada con alguien de mucho dinero y yo era un rasca, un paseador de perros de la Boca, no tenía un mango, un atorrante que vivía el día a día, quilombero», lanzó.

«Yo tenía un Renualt 9 y la piba acostumbrada a andar en un BMW, camioneta, me daba como vergüenza. ¿Qué hice? Se lo vendí a un policía, un pibe amigo de la infancia de la Boca. El auto valía 10 mil pesos que en esa época eran 10 mil dólares. Se lo vendí en seis, me lo compró al instante. Esas seis lucas las agarré, me fui al casino y la tiré en una bola Colorado Mayor. ¿Dónde me entra? En el Negro, el 2, al lado. Vos, decís ‘¿pero por qué hiciste eso? Porque la idea era con mil mil dólares, agarrar uno de esos y transformarlo en 36. Esa era la idea, transformarlo en 36 y comprar un 206 que era el autito en ese momento y pasar a buscar a la chica en el 206 y llevármela Mar de Plata», concluyó Cristian U.