Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Andy Kusnetzoff
Andy Kusnetzoff.

ESPECTÁCULO

«Soy alcohólico»: la dura historia de un invitado en el ciclo de Andy Kusnetzoff

Una figura se acercó al punto de encuentro para compartir lo que tuvo que vivir.

Cada sábado, Andy Kusnetzoff recibe a un nuevo grupo de invitados, para compartir una noche especial, en la pantalla de Telefe. Durante la última emisión, una de las figuras que se acercó al punto de encuentro fue Nito Mestre, que se animó a compartir varias anécdotas. Sin embargo, dejó a todos sorprendidos al contar la dura historia de lo que está viviendo.

Durante la emisión del sábado pasado de ‘PH Podemos Hablar’, Nito Mestre se acercó al punto de encuentro para compartir su historia de vida. En un momento, Andy Kusnetzoff propuso que pasen al punto de encuentro los que tienen grabada una fecha en el calendario, que los marcó para siempre. Sin dudarlo, el artista dio un paso al frente y decidió compartir lo que tuvo que vivir.

«Yo marco la fecha el 20 de mayo de 1997, porque es el día que yo dejé de tomar, hace 25 años que no tomo alcohol. Soy alcohólico, pero lo que pasa es que no ejerzo, obviamente, sino no estaría acá, o podría estar de otra manera», comenzó compartiendo Nito Mestre. Entonces, explicó: «Yo había tenido internaciones antes, y después de salir fui a pedir ayuda a los grupos. Ya venía pidiendo ayuda en el hospital, porque había estado en coma».

Rápidamente aclaró: «Cuando estuve internado, que estuve en coma, me desperté, me fui a un hospital público y me quedé un mes más. En cuanto salí, fui a pedir ayuda… fue el 20 de mayo del 97». En ese momento, Andy quiso indagar en la situación y le preguntó: «¿Tus amigos no te ayudaban?». Sin dudarlo, Nito explicó: «El alcohólico lo mejor que puede hacer es pedir ayuda por sí mismo».

«Porque, la familia puede decírtelo 200 millones de veces, y vos, como sos rebelde, porque nací rebelde, lo que haces es tomar más. Te tiene que pasar algo, tener un accidente, estar en coma o alguna cosa muy fuerte, que te sacuda… Yo estuve casi al borde de la muerte, los médicos pensaban que iba a quedar en estado vegetativo, y me desperté. Y ahí pedí ayuda el 20 de mayo, que es mi cumpleaños de sobriedad, entre comillas. Ya son 25 años», concluyó contando el invitado.