Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cuestión de peso

ESPECTÁCULO

Un exparticipante de Cuestión de Peso contó el drama que atraviesa: «Ganas de tirar la toalla»

El hombre que fue parte del programa que se emitió a través de la pantalla de Canal Trece, se mostró muy directo.

Un relato realmente alarmante fue el que dejó en las últimas horas. Cristian Lo Surdo, exparticipante de “Cuestión de Peso”, quien está atravesando una situación realmente dolorosa, debido a una profunda depresión y a la crisis económica sin precedentes con la que debe lidiar a diario, según lo contó en el ciclo de Juan Etchegoyen.

Fue en Mitre Live donde decidió abrir su corazón. “El fantasma en la cabeza lo tenés de por vida de volver a ese peso que tuve cuando empecé el tratamiento, yo llegué a pesar 220 kilos y lo más difícil es la cabeza, toda la situación que vivís lo canalizas por ahí, hasta ahora estoy pagando una deuda para poder entrar al programa, no es fácil salir de esto”, comenzó señalando.

Delante de Juan Etchegoyen fue por más. “Hoy todo sale un dineral y la situación te empieza a presionar de tal forma que no dormís, cuando te das cuenta te metiste algo en la boca y al rato otra vez, mi trabajo es un comercio, y fui aumentando de peso, todo el problema está en la cabeza, mi temor es volver a pesar lo que pesaba, la operación no te soluciona nada si tenés tantos problemas en la cabeza, las cosas no están bien y tengo ganas de tirar la toalla, te digo la verdad”, sostuvo.

Contundente

“Yo tuve recaídas muy fuertes, llegué a ponerme un revolver en la boca y escribí una carta para mi hija, no aguantaba más, ¿Para qué me cuidé tanto si puedo hacer más que antes? ¿Para qué te rompiste el alma si estoy peor? Esas cosas me digo, las amistades me ayudan, pero igual, no te dan más ganas de seguir y de tirar todo a la lona”, afirmó Cristian Lo Surdo.

“El sábado tuve una recaída que no podía más, llegué a mi casa a las 9 de la noche, me tiré a dormir y al otro día arranqué de nuevo, esa depresión que tengo en otro momento hubiera sido peor, tener a mi hija me ayuda y sin ella la historia hubiera sido otra, hoy no estaría acá, yo estaba muerto, en la carta que le escribí a mi hija le dije que el padre sustituto la cuide, tengo ganas de tirar la toalla de verdad, no me puedo tomar ni un día de vacaciones, no quiero seguir viviendo así”, aclaró.

“Lo estoy haciendo por ella, y para tratar de salir de esta situación, la situación del país no te la va a sacar nadie, si alguien pudiera ayudarme con un gimnasio, con que me vengan a comprar a la carnicería que queda en Temperley me harían un favor, me da careta decirlo porque uno se esforzó mucho”, finalizó en el ciclo de Juan Etchegoyen.