Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Selección Argentina

DEPORTES

Argentina y las cinco finales del mundo que jugó en toda su historia

Ante Francia la Albiceleste disputará la sexta final en toda su historia.

A partir de las 12hs del mediodía la Selección Argentina irá en búsqueda del título del Mundo ante Francia, quien es el actual campeón vigente luego de haber triunfado en Rusia 2018. Será la sexta vez en toda su historia que el combinado Albiceleste jugará el encuentro definitivo en el torneo de fútbol más importante que existe en el planeta.

La vez que la Argentina llegó a la final de una Copa del Mundo fue justamente en la primera edición, la cual se llevó a cabo en Montevideo en 1930. Allí el conjunto Nacional comenzó ganando pero finalmente fue Uruguay, país organizador, quien se terminó quedando con el título tras lograr una victoria por 4-2. Para la siguiente final hubo que esperar 48 años.

En 1978 la Argentina fue el organizador del Mundial y de la mano de César Luis Menotti, quien refundó a la Selección tras años de desidia, conformó un equipo que derrotó a Holanda por 3-1 en tiempo suplementario para lograr así su primera estrella. Para la siguiente final no hubo que esperar tanto, ya que en México 86 nuevamente llegó la gloria.

El recuerdo del 86

Con un Diego Maradona brillante adentro de la cancha y Carlos Salvador Bilardo como estratega afuera la Argentina llegó a disputar el partido definitivo ante Alemania y terminó coronando tras quedarse con el triunfo por 3-2. Cuatro años más tarde la Argentina jugó una nueva final del Mundo contra los Teutones una vez más, aunque Italia 90 volvió a ser un traspié para la ilusión celeste y blanca, con el triunfo de los europeos por 1-0.

Ya en este siglo, fue en Brasil 2014 que el equipo de Lionel Messi, Javier Mascherano y Alejandro Sabella alcanzó la final una vez más contra Alemania, y en el alargue Mario Gotze anotó el único tanto del partido que le dio el título la Die Mannschaft. Ante Francia la Argentina jugará su sexta final con la ilusión de bordar de una vez por todas su tercera estrella.