Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Carla Peterson
Carla Peterson

ESPECTÁCULO

Carla Peterson contó la historia de su entrañable amistad con Griselda Siciliani

La actriz subió un posteo con una dedicatoria sentida para su colega en la industria de la actuación.

Por su trayectoria en el mundo del espectáculo, Carla Peterson ha cosechado grandes amistades pero, sin dudas, una de las más entrañables es la que conserva con Griselda Siciliani. Las artistas tuvieron la oportunidad de reencontrarse recientemente y la ex de Adrián Suar dejó una reflexión al respecto.

“Siempre así amiga mía! Te amo. Una vez un sabio productor de TV me dijo, ustedes van a hacer de mejores amigas. Y yo me tomo muy en serio mi trabajo, desde ese momento hasta ahora seguimos buscando adentro nuestro esa amistad fuerte sincera y feliz”, empezó diciendo la blonda al pie de una postal que ilustra su cariño por Griselda.

Además, la famosa mencionó los aspectos en los que se apoyaron a lo largo de los años: “Ayudándonos y compartiendo cosas impensadas. Haciéndonos piecito para poder cruzar del otro lado. Agarrándonos de la mano en el bosque e inventando historias que nos lleven a los lugares que siempre soñamos”.

“Mi amiga @griseldasiciliani te quiero y que sigas brillando siempre. Y que cuando la puerta se abra te encuentre ahí”, dijo Carla Peterson para finalizar. En seguida, Siciliani reaccionó a la publicación de su amiga y expresó: “Te amo Amiga de mi alma, amistad eterna. Siempre juntas. Siempre voy a estar a tu lado”.

La singular historia de Griselda

En una nota reciente en el ciclo de Florencia Peña, Siciliani habló de un momento de su juventud en el que le quisieron robar pero el desenlace fue inesperado: “No quería que me sacaran mis cosas personales. Empiezo a llorar y a llorar. Se ve que los chicos se conmovieron y ellos estaban con un cachorrito. Yo iba a la casa de mis viejos para Villa Luro. No podía parar de llorar y me empezaron a decir: ‘Bueno, no llores’. Creo que un poco les di pena y otro poco se pusieron nerviosos. Les di tanta pena que me quisieron regalar el cachorrito”.