Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Croacia
Foto de FIFA

DEPORTES

El aviso del entrenador de Croacia antes de jugar con la Argentina: “No tenemos nada que temer”

El entrenador croata se mostró confiado de cara la semifinal que se llevará a cabo el martes.

Este martes a partir de las 16hs la Selección Argentina se enfrentará a Croacia por las semifinales del Mundial de Qatar, un duelo que se reedita tras cuatro años, teniendo en cuenta que se enfrentaron en fase de grupos de Rusia 2018. En la previa Zlatko Dalic, entrenador del conjunto balcánico, habló y se mostró confiado en lo que puede hacer su equipo.

“Si repetimos lo mismo que contra Brasil, que estamos cerca, que estamos del lado del jugador, no tenemos nada que temer”, comentó el DT, quien también se refirió a la manera que utilizarán para frenar a Lionel Messi, quien está teniendo un enorme rendimiento en eta edición de la Copa del Mundo con goles y asistencias.

“Necesitamos protegernos de Messi, pero no de la manera ‘hombre a hombre’, tal como no lo hicimos en nuestro último encuentro. Sabemos lo mucho que corre, lo mucho que le gusta jugar con el balón en los pies y la clave de nuestra fase defensiva será la disciplina y una marca zonal”, afirmó Dalic que en Rusia 2018 consiguió un triunfo categórico por 3-0.

Más allá de las cuestiones futbolísticas, el entrenador de Croacia destacó el espíritu competitivo que mantienen en cada partido. “Creo que nosotros, como Selección, hemos demostrado que no nos rendimos. Es un privilegio tener un grupo de jóvenes así, enviando un mensaje así a todo el mundo. El apoyo siempre nos da un viento adicional detrás de nosotros”, afirmó.

Por último remarcó que más allá de haber logrado un hecho histórico, ahora toca pensar en el próximo partido. “Cuando eliminás a un equipo como Brasil, no queda más que disfrutar el momento. Sin embargo, tenemos un partido contra la Argentina y no tenemos mucho tiempo para celebrar porque ese partido ya está programado para el martes”, concluyó.