Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Pampita

ESPECTÁCULO

El especial mensaje de Pampita y su hija en el Día de la Virgen

La modelo decidió compartir un mensaje con sus seguidores, en un día especial.

A lo largo de los años, Pampita se volvió muy creyente, sobre todo de la Virgen de Luján. Esto tiene que ver con que, desde que perdió a su hija Blanca, cada año hace la peregrinación para pedir por su hija, y agradecer por lo que tiene actualmente. Es por esto que, en el Día de la Virgen, decidió compartir un mensaje especial, junto a su hija Ana García Moritán.

«Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A Ti, celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma, vida y corazón. ¡Mírame con compasión y no me dejes Madre mía!», escribió Pampita en un posteo que subió a su cuenta de Instagram, y a la de su hija, Ana.

Siempre que puede, Pampita demuestra su creencia por la virgen. Es por esto que, cada año, realiza la peregrinación a Luján. Este año, la modelo decidió compartirlo con sus seguidores, y a lo largo del día realizó varios vivos en Instagram. «Si tienen fe, si necesitan una ayudita de ánimo, de espíritu… Es una experiencia inolvidable. Así que aprovechen. Yo lo muestro siempre en redes por eso, porque sé que hay un montón de gente triste, que necesita un empujón», expresó en un vivo.

«Esta es una experiencia muy reconfortante… Hay que creer, así es la fe. Gracias por acompañarme en la peregrinación, que les sirva a ustedes también», comentó la modelo a sus seguidores. Tras terminar todo el proceso de la peregrinación, Pampita decidió compartir algunas fotos que sacó, y expresar su emoción en las redes sociales. «¡Gracias a todos por esta maravillosa peregrinación! Todo esto fue posible gracias a cada uno de ustedes…», comentó la modelo.

Luego, agregó: «La energía conjunta, la ayuda mutua, la paciencia, la generosidad, estuvo en todos los que emprendimos este viaje espiritual esta mañana. Cada uno de esos pequeños gestos entre nosotros nos dieron la fuerza para dar cada paso. Gracias por la valentía y la entrega. Que todas nuestras oraciones sean escuchadas. Que nuestros seres queridos y nuestra querida Argentina tengan un buen año. ¡Gracias hermosa a Virgen de Luján por recibirnos en tu casa!».