Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

El mensaje de Alberto Fernández tras la interrumpida caravana de la Selección Argentina

El jefe de Estado destacó “el modo en que el pueblo se volcó a las calles para homenajear a nuestra Selección y al equipo técnico”.





banner

El presidente Alberto Fernández celebró este martes el multitudinario recibimiento de la ciudadanía en las calles a la Selección Argentina de fútbol. Los jugadores, capitaneados por Lionel Messi, lucieron la Copa del Mundo obtenida en Qatar 2022 y tuvieron un recibiendo a lo grande, con alrededor de cuatro millones de personas esperando al plantel en el partido bonaerense de Ezeiza y en la Ciudad de Buenos Aires.

A través de un mensaje publicado en Twitter, Fernández expresó: “Celebro el modo en que el pueblo se volcó a las calles para homenajear a nuestra Selección y al equipo técnico”. El jefe de Estado acompañó su posteo con una foto aérea de los alrededores del Obelisco, donde se manifestó una multitud, de la cual pocos habrán podido ver el micro descapotable que trasladaba a los jugadores, aunque sí pudieron ver los helicópteros que sobrevolaron el área.

“Millones de argentinos y argentinas en las calles, en un diciembre distinto, que quedará para siempre en nuestros corazones”, remarcó el mandatario. En el mismo hilo, Fernández resaltó: “Todas y todos pudimos agradecer en unidad y armonía la enorme alegría que nos han brindado. Como Presidente me sumo a ello”, concluyó el Presidente, quien, pese a haber recibido invitación para presenciar la final ante Francia, se terminó quedando en la Argentina.

Más repercusiones desde el Gobierno

Por su parte, la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, agradeció a los “Campeones por esta celebración enorme”. También lo hizo vía Twitter, citando una reciente publicación de Rodrigo de Paul. En la misma, el mediocampista cita una frase que el DT Carlos Bilardo les dijo a sus dirigidos en el Mundial 1986, entre ellos Diego Maradona, que dice: “No busquen dinero, busquen gloria, sean campeones del mundo que la gente los va a recordar y les va a agradecer toda la vida”. “5 MILLONES DE PERSONAS. SOMOS DISTINTOS”, cerró De Paul.

A su turno, el ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, destacó que se trató de “un festejo histórico con 5 millones de argentinos en la calle”. “Después de horas de caravana sin avanzar más que pocos kms, la Selección llevó la Copa al cielo y dio una vuelta olímpica aérea en naves de PFA y Prefectura para ver desde allí el inmenso agradecimiento del pueblo”, agregó el funcionario.

Alberto Fernández, sin foto ni saludo con el plantel de la Selección

Fernández permaneció durante toda la jornada en la Quinta de Olivos, desde donde siguió los detalles de la interrumpida caravana de la Selección y finalmente no tuvo un encuentro con el plantel. El mandatario estuvo al tanto estuvo al tanto de la negociación que duró hasta último momento para que los futbolistas y el cuerpo técnico utilizaran el balcón de la Casa Rosada para saludar al público, sin su presencia para no politizar el evento.

Desde el Gobierno argumentaron que “los jugadores no vinieron por problemas de tránsito, y no por nada nada más, está todo desbordado”, señalaron desde Casa Rosada a NA. De hecho, sólo en Plaza de Mayo y aledañas calculan que hubo 500.000 personas. En ese marco, Fernández prestó su helicóptero para el final de la caravana y además hubo uno de la Policía Federal, otro de la bonaerense, de Prefectura y de la Policía de la Ciudad.

No estaba previsto que en lo que quedaba del día Fernández visitara al plantel en el predio de la AFA en Ezeiza, adonde los jugadores fueron luego de que finalizara la caravana a bordo de los helicópteros. En la Casa Rosada habían desplegado preparativos para recibir al plantel, en caso de que avanzaran hasta a la sede gubernamental para saludar desde el balcón, como ocurrió en 1986.

Pero apenas la caravana inició su recorrido, la AFA anunció que los jugadores saludarían a la gente desde la autopista 25 de mayo y Avenida 9 de Julio, sin bajar al microcentro. Por lo tanto, no se dio la habitual foto del Presidente recibiendo protocolarmente al plantel. Fernández ya se había perdido la chance de ir a Qatar a presenciar el partido final ante Francia.