Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristina Pérez

ESPECTÁCULO

«Es tan injusto»: el descargo de Cristina Pérez defendiendo a los jugadores de la Selección Argentina

La conductora se refirió a todo lo que ha sucedido en nuestro país, luego de la llegada de la Selección Argentina con la Copa del Mundo.

No se guardó absolutamente nada y quiso dejar muy en claro lo que piensa delante de los oyentes que la siguen a diario. Todo sucedió en «Cristina Sin Vueltas», el programa que lleva adelante Cristina Pérez a través de Radio Rivadavia. Allí, se refirió al festejo de la Selección Argentina en nuestro país, luego de que arribaran con la Copa del Mundo.

«Argentina es una fiesta con la llegada de la selección que trae la Copa del Mundo. Pero el evento ya se ha convertido en un desafío sin precedentes para la seguridad y en una encrucijada política para un gobierno en decadencia. El país no tiene registro de una expresión de amor popular como la que celebra al plantel de fútbol con multitudes en las calles. Los dos millones de personas que festejaron el domingo en el Obelisco se quedan cortos para lo que se vivió en todos los rincones del país y para lo que se vive hoy», comenzó asegurando.

Tajante

«No hay en democracia ni antes un fervor popular de esta masividad. A las 2.24 de la madrugada el vuelo AR1915 que traía a la selección tocó suelo nacional luego de hacer un sorpresivo vuelo rasante por el Obelisco. A las 2.56, apareció Lionel Messi con la copa entre sus brazos, y fue el primero en bajar junto al otro Lionel, Scaloni. Al bajar del avión, eso sí, ni ellos ni el plantel saludaron directamente al ministro del Interior Wado de Pedro ni a otros funcionarios. Esa presencia generó un inocultable malestar en el ídolo del fútbol», lanzó.

Siempre tajante, Cristina Pérez decidió ir por más. «El Gobierno quedó atrapado a tal punto en su lógica facciosa que el propio presidente decidió no asistir a la final del Mundial en Qatar, dejando expuesta una crisis de representatividad que él mismo supo construir. Para entender el terremoto que significa esto en un gobierno populista sólo basta mencionar que es el sueño de cualquier administración, no importa el signo político, que se obtengan logros deportivos durante su gestión. Pero ganar la Copa Mundial de fútbol es lo máximo en el sentir un pueblo como el argentino», aclaró.

No le gustó nada el comentario

Fue en ese momento cuando se refirió a la crítica que recibieron los jugadores del equipo nacional. «Pocas cosas expresaron más la bronca y el resentimiento que esto genera en el kirchnerismo que el comentario realizado en la Televisión Pública donde increíblemente se llamó desclasados a los jugadores por no ir a la Casa Rosada. Los jugadores no son despolitizados. Y mucho menos desclasados. Esa categoría ideológica que reniega de la movilidad social estigmatizándola. El problema que tiene el gobierno es que los jugadores no son kirchneristas, ni quieren dejarse usar», apuntó.

«Pero para el fanatismo militante esto los convierte directamente en enemigos y en desclasados. Es tan injusto este comentario que sólo basta repasar las palabras de varios de los jugadores, apenas obtuvieron el triunfo, al recordar sus orígenes humildes y las adversidades que debieron enfrentar para sostener los entrenamientos en medio de enormes sacrificios de sus padres», arremetió.

«El problema que tiene el gobierno, es que los valores que la selección expresa los deja insoportablemente incómodos. Los muchachos representan el mérito, no el pobrismo. Representan el esfuerzo, no el asistencialismo, representan el progreso, no el conformismo. Representan el contacto con el mundo, no el aislamiento. Con qué cara pueden intentar pegarse a la devoción popular que genera esta selección luego de pasarse la gestión despotricando contra el mérito», sentenció Cristina Pérez.

Lionel Messi
Lionel Messi besando la Copa del Mundo Foto @FIFAWorldCup