Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
España
Foto de FIFA

DEPORTES

España vuelve a vestir de azul tras la final de Sudáfrica 2010

La Roja jugará contra Marruecos en condición de visitante y lucirá por primera vez la equipación alternativa de color azul en la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™.

España y Marruecos se verán las caras por segunda vez en la historia de la Copa Mundial de la FIFA después del enfrentamiento en la fase de grupos de Rusia 2018, donde el empate a dos goles clasificó a La Roja para los octavos de final como primera de grupo y dejó a los Leones del Atlas fuera del campeonato debido al gol de Iago Aspas en el tiempo añadido.

Ahora, cuatro años después, vuelven a medirse en la gran cita mundialista dos países separados por los 14 kilómetros que componen el estrecho de Gibraltar en el punto donde conectan el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Precisamente, el color del agua será el que luzca España por primera vez en Qatar 2022 al ejercer de visitante ante Marruecos. La Roja dejará el color de la pasión y de la furia por el azul con el que brilló en Sudáfrica 2010.

España vuelve al azul 12 años después

La última vez que La Roja vistió de azul en la Copa Mundial fue en el torneo donde se proclamó campeona del mundo, hace 12 años. Aunque recibió el trofeo luciendo su característico color rojo, España jugó con su equipación alternativa los 120 minutos de la inolvidable final ante Países Bajos. Andrés Iniesta consiguió el gol más importante en la historia de la selección española vistiendo completamente de color azul.

En 2010, España utilizó su camiseta alternativa hasta en tres ocasiones y en todas ellas salió victoriosa. El azul trajo buena suerte a la selección dirigida por Vicente del Bosque en el tercer partido de la fase de grupos ante Chile, un encuentro que finalizó 1-2 gracias a los goles de David Villa y Andrés Iniesta en la primera mitad. Aquel triunfo, completamente de azul, permitió a La Roja acceder a los octavos de final del torneo más prestigioso del mundo.

En cuartos de final, el combinado español volvió a lucir su segunda equipación para jugar ante Paraguay. En aquella ocasión, la selección volvió a ganar por la mínima (0-1) y David Villa fue una vez más el hombre-gol de La Roja más azul.

En el Soccer City de Johannesburgo, el 11 de julio de 2010, España venció a Países Bajos en la prórroga con Andrés Iniesta erigiéndose como héroe histórico de La Roja portando el color oceánico y del firmamento. Desde aquel memorable momento para la selección española, nunca más volvió a vestir de azul en la Copa Mundial.

En Brasil 2014, España jugó de blanco ante Países Bajos (5-1) en un partido fatídico para el recuerdo de los españoles. En Rusia 2018, La Roja volvió a elegir el blanco como color alternativo para medirse ante Portugal (3-3) e Irán (1-0).

Mismo color, diferente tonalidad
La camiseta que lucirá España ante Marruecos replica unas ondas de color azul más oscuro que destacan sobre una base algo más clara simulando un degradado de tonalidades. A nivel visual, la gama azul que usará España en Catar 2022 será muy diferente a la que utilizó en Sudáfrica 2010, mucho más oscura que en la actualidad.

En la camiseta alternativa, el escudo de la selección se sitúa en el centro y las franjas en el hombro simulan la bandera española. «Es un gráfico ondulado que se inspira dinámicamente en el logotipo del país de 1982, cuando España organizó por última vez el torneo de fútbol más grande del mundo», explicó la federación en su lanzamiento.

La Copa Mundial avanza y va dejando atrás el tiempo que se convierte en historia. Historia a la que ahora recurre La Roja para seguir subiendo escalones en Catar 2022, escalones que la acerquen al cielo de color azul, como sucedió en Sudáfrica 2010.