Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fátima Flórez

ESPECTÁCULO

Fátima Flórez se sinceró sobre un conflicto que tuvo con Susana Giménez: «Es falso»

La famosa humorista decidió hablar sobre lo que sucedió con una polémica que tuvo con la diva.

Sin lugar a dudas, Fátima Flórez es una de las humoristas argentinas más destacadas y queridas. Es que, con los diversos personajes que imita en cada uno de sus shows, logró ganarse el cariño del público. Uno de sus principales personajes es Susana Giménez, por quién tuvo varias polémicas, sobre todo por la peluca que le dio Miguel Romano.

A lo largo de los años, Fátima Flórez creó muchos personajes, para imitar a distintas figuras del mundo del espectáculo argentino. Sin embargo, una de las más queridas y de las que más hace cada vez que realiza su show, es Susana Giménez. Para hacerlo más real, la humorista decidió acudir a Miguel Romano, para pedirle una peluca de la diva.

Desde que esto sucedió, comenzaron a circular muchos rumores de que Susana Giménez estaría molesta con Fátima, por tener una de sus pelucas. Es por esto que, cuando, días atrás, en ‘Socios del Espectáculo’ recibieron a la humorista, decidieron preguntarle al respecto. «La peluca de Miguelito Romano, se la robó a Susana para dártela a vos», comentó Rodrigo Lussich.

Rápidamente, Fátima Flórez comenzó a responder como Susana: «No, por favor, no digan eso, es falso. De dónde dicen esa estupid…, esas estupid… que dicen no son ciertas». Luego, sentenció: «Fátima pagó, porque nadie le regala nada, nunca en la vida… No, nunca en la vida. Ella, pobrecita, tiene que trabajar para pagar con sudor».

Entonces, Adrián Pallares aprovechó que estaba haciendo el personaje de Susana para hacer una pregunta: «¿Es de las albinas el pelo?». Sin dudarlo, Fátima, haciendo de la diva, afirmó: «Si, y ¿sabes cómo me di cuenta que era de albinas y jovencitas? Porque tenía piojos». A lo que Paula Varela comentó: «El conflicto ahí es que Susana se la viene pidiendo a Miguel hace mucho tiempo, y él le dice ‘no la encuentro’. Pero, en verdad, se la vendió a Fátima».