Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
América TV
América TV

ESPECTÁCULO

Integrante de América TV contó su verdad: “Difíciles”

La panelista estuvo documentando sus primeros días después de convertirse en madre por segunda vez.

Débora D’Amato viene de afrontar un momento feliz pero marcado por los cambios tras la llegada de Charo, su segunda hija. Recientemente, la periodista de América TV subió una foto familiar y aprovechó para contar cómo vivió estos días teniendo a dos personitas a su cargo. 

“Los tres primeros días de regreso a casa fueron algo… ¿cómo decirlo ?… difíciles. No sé si fue la complicación de los pechos  (tema que mejoró, después paso tips y solución que me brindaron en el hospital)”, enunció primero. Por otro lado, la compañera de Mazzoco en América TV habló de su salud: “La cesárea (que aún molesta), el calor agobiante; el post parto o todo eso y en el orden que quieran  pero fueron bastante difíciles”.

Además, mencionó el rol de importancia de su hija mayor en el proceso de adaptación: “Hoy arrancamos la semana ordenadas, con la premisa de «hacemos lo que podemos y no lo que queremos» y felices. Confieso que Lola colabora y transita con una madurez que no sólo me suma si no que me sorprende y llena de orgullo”.

 “No tenía una sola expectativa ni exigencia: solo decidí que la acompañaría en la que le toque y le tocó la mejor versión (gracias a Diosss sobre todo por ella). Esta es la que nos toca a nosotras. Ni mejor ni peor ni únicas en el universo. ¿A uds. cuál les toca/tocó?”, planteó a modo D’Amato a modo de cierre. 

Anteriormente, la columnista indicó cómo fue su experiencia en el parto e hizo una comparación entre las ocasiones que pasó por la intervención: “Mi experiencia es de este modo y en ambas me sucedieron las mismas desesperaciones. Pasa rápido. Mis médicos fueron muy empáticos y amorosos y sus equipos igual . Te ven con miedo y colaboran para que sientas que nada malo puede pasar. Y lo logran. Sentis que sos única e irrepetible para ellos y en ese momento es alucinante sentirte así. Charito nació con 3 kilos 150 gramos. Una chiquitina mínima y hermosa. A diferencia de su hermana, no le costó prenderse a la teta. Tooodo lo contrario: una pirañita (sic)”.