Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
América TV
América TV

ESPECTÁCULO

“La magia existe”: la historia de una conocida integrante de América TV

La columnista de la señal de aire se refirió al particular momento que transita.

Débora D’Amato está viviendo un momento de profunda felicidad pero marcado por los cambios luego del nacimiento de Charo, su segunda hija. Recientemente, la periodista de América TV contó parte de su historia cuando tomó la determinación de ser madre nuevamente en sus redes sociales y conmovió a sus seguidores. 

“La magia existe en su modo romántico de la palabra pero cuando hablamos de asuntos palpables se necesita esfuerzo, conocimiento; estudio y tiempo. Él, @fernando.neuspiller es mi médico. Jamás me pidió nada a cambio y siempre dio todo para que yo transite mi camino con certezas, sin versos y con absoluto realismo. Jamás me mintió. Siempre fue directo y crudo en sus relatos”, contó al comienzo al pie de una fotografía junto a su médico.

Y señaló: “Así prefiero yo que sea la vida: saber la verdad aunque duela para poder resolver sin rodeos. Mis hijas llegaron a mi vida gracias a él y su equipo. Siempre digo lo mismo: nadie nos cuenta la letra chica de este camino en la infertilidad. NadieSin embargo, lo importante que es encontrar la horma de tu zapato para poder caminar con tranquilidad y paciencia es indescriptible».

«No me alcanzará la vida para agradecerle cada paso, cada detalle, cada condescendencia. Gracias Fer. Te amamos hoy y siempre. A vos y a todo el equipo de profesionales del lugar al que consideramos nuestra casa”, dijo la comunicadora de América TV para finalizar.

“Mi experiencia es de este modo y en ambas me sucedieron las mismas desesperaciones. Pasa rápido. Mis médicos fueron muy empáticos y amorosos y sus equipos igual . Te ven con miedo y colaboran para que sientas que nada malo puede pasar. Y lo logran. Sentis que sos única e irrepetible para ellos y en ese momento es alucinante sentirte así. Charito nació con 3 kilos 150 gramos. Una chiquitina mínima y hermosa. A diferencia de su hermana, no le costó prenderse a la teta. Tooodo lo contrario: una pirañita», dijo sobre su parto hace unos días.