Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Marcelo D'Alessandro

POLÍTICA

Marcelo D’Alessandro dijo que los supuestos chats filtrados con el vocero de la Corte Suprema «son falsos»

El ministro de Seguridad de la Ciudad acusó al kirchnerismo por difamación y responsabilizó al diputado Rodolfo Tailhade. Negó su renuncia.





banner

Luego de que se difundieran presuntos chats entre el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, y Silvio Robles, director general de la vocalía de la Corte Suprema y colaborador del presidente del máximo tribunal Horacio Rosatti, el funcionario porteño salió en su defensa. El funcionario alegó que los diálogos «son falsos» y aseguró que se trata de una operación del kirchnerismo. Apuntó específicamente contra Rodolfo Tailhade, diputado nacional.

Ellos generan una posverdad. Los chats son inventados, son falsos. Nunca tuve una denuncia en mis años de trabajo hasta que la condenaron a Cristina Kirchner y la Corte falló a favor de la Ciudad por los fondos de coparticipación”, cuestionó D’Alessandro. En entrevista con TN, agregó que “no tienen límites, revisaron las redes sociales de mi familia. Incluso la de menores”.

Asimismo, dio su explicación sobre cómo se pudieron haber elaborado estas conversaciones. «Esto empieza el 19 de octubre. A mí me roban la línea y a unos cuantos más: a (Diego) Santilli, a jueces, a empresarios… Después aparecieron los supuestos chats inventados», expresó Marcelo D’Alessandro, también recordando el escándalo por los chats en los que, supuestamente, se planeaba un viaje secreto a Lago Escondido entre funcionarios y miembros del Grupo Clarín.

Marcelo D’Alessandro apunta a Tailhade por «espionaje»

El titular del PRO responsabilizó al diputado del Frente de Todos (FdT) Rodolfo Tailhade, a quien denunció penalmente. “Ayer Tailhade, en una entrevista radial, dice que tiene ‘chats escandalosos’ del ministro de Justicia y Seguridad. ¿Cómo un diputado que integra la Comisión de Justicial, la Bicameral y la Constitucional puede hacerse de unos chats que vienen del espionaje?», indicó. Remarcó que deberá presentarse en la Justicia y explicar cómo obtuvo algo que es ilegal y no lo denunció”.

“Acá lo que buscan es distraer para cuidar a la jefa (en alusión a la vicepresidenta Cristina Kirchner). Tailhade tendrá que explicar de dónde consiguió los supuestos chats”, añadió. En su cuenta de Twitter se explayó aun más: Tailhade y su grupo de delincuentes van a tener que dar explicaciones ante la Justicia por esta operación sucia, armada para embarrar la condena de la Jefa. Estuve seis años en Infracciones, fui dos años diputado y hace siete que estoy en seguridad: nunca tuve una sola denuncia.

Detalles de la nueva filtración

Además de Robles, los supuestos chats también involucran a Silvia Majdalani, ex número dos de la AFI, y a Marcelo Violante, titular de Dakota, empresa de acarreo contratada por la Ciudad. Dados a conocer por el diario Perfil, el ministro de Seguridad porteño habla con el vocero de Rosatti de “proponerle negocios a Horacio”, “juntar verdes” y de aparentes sobres con dinero.

D’Alessandro, por último, negó que vaya a dar un paso al costado de su puesto. Fue una de las versiones que había trascendido tras darse a conocer el escándalo. “Voy a seguir en mi cargo, como hace siete años. Son operaciones de inteligencia. No tienen límites, voy a ir hasta las últimas consecuencias. Ellos se comportan como mafiosos, quieren a los delincuentes en la calle”, concluyó.