Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Vero Lozano
Vero Lozano

ESPECTÁCULO

«Miedo»: Vero Lozano se sinceró frente al entrenamiento que hace tras el accidente

La conductora compartió el duro entrenamiento que realiza todos los días.

A principios del 2022, Vero Lozano sufrió un duro accidente, mientras estaba esquiando en Estados Unidos. Es que la conductora de Telefe cayó desde una aerosilla a 7 metros de altura y se fracturó ambos pies, y debió estar en silla de ruedas durante un tiempo. Por suerte, Vero realizó una importante rehabilitación, y actualmente pudo volver a entrenar.

Luego del duro accidente que tuvo esquiando en Estados Unidos, Vero Lozano pudo ir recuperándose poco a poco. Por lo que pasó de estar en una silla de ruedas, a finalmente poder volver a caminar. Sin embargo, no fue solo eso, ya que, horas atrás, decidió compartir con sus seguidores el duro entrenamiento que está haciendo, tras el accidente. Mientras saltaba sobre un cajón, la conductora confesó: «Me sigue dando miedo».

Frente al accidente que tuvo, y lo que debió vivir los siguientes meses, Vero Lozano realizó una nota para la revista ‘Gente’, y habló de su relación con Corcho Rodríguez, su marido. «Corchi se la re mega bancó y fue fundamental en mi recuperación en todo aspecto. No sólo en la logística del rescate en la nieve de un accidente en otro país, sino también en la organización del regreso a la Argentina conmigo recién operada», compartió.

Luego, expresó: «Corchi tiene una característica que fue fundamental en este proceso: es un hombre resolutivo. A él no le tiembla el pulso cuando hay que tomar decisiones importantes. Pero, a la vez, es tan protector y me contuvo tanto desde lo psicológico que no sé…». Rápidamente, comentó: «¿Viste que yo no suelo hablar mucho de él en las entrevistas? ¡Y hace más de 15 años que estamos juntos!».

«Pero creo que esta vez sí tengo que destacar lo amoroso que fue conmigo: se puso este gran quilombo al hombro y me ayudó a salir adelante. Puede parecer una pavada pero, cuando llegamos a Buenos Aires, él se había ocupado de hacer las refacciones necesarias, a distancia. Hay cosas que uno, desde ese típico lugar que tenemos todos de sólo mirarnos el ombligo, jamás piensa. Y no es simple desplazarte por todos los ambientes con una silla de ruedas», comentó Vero.