Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

ESPECTÁCULO

«No voy a llorar»: Alejandro Fantino se despidió de Animales Sueltos

El periodista le habló directamente a los televidentes que lo acompañaron durante todo este tiempo.

Siempre sincero, directo y sin rodeos. De esta manera es como se muestra nada más y nada menos que Alejandro Fantino, uno de los periodistas más reconocidos de los medios de comunicación de nuestro país. Finalmente, este domingo se despidió de «Animales Sueltos», el programa que llevó adelante en América TV, y dejó un descargo contundente.

«La televisión y este medio me dio todo. Me dio la felicidad en la que vivo. Me dio alegría, poder darle una mejor atención médica as mi viejo cuando lo necesitó. Y me dio y me da poder estar dándole a mi madre lo que necesita para poder transitar feliz el tiempo que transita. Me dio a mi esposa, Coni, que es la mujer de mi vida.A mi hijo, reencontrarme con mi hijo. Me dio amigos, la casa donde vivo. A Buenos Aires, a Tigre. Me dio todo. Pero yo también le dio todo. Y esta profesión es a todo o nada. Si vas a trabar con la patita un poquito floja, te cortan los ligamentos. No por mala leche. Porque esta profesión exige todo», comenzó asegurando.

«Termina en cierto punto desgastando y haciéndote priorizar cosas que finalmente no son tan importantes. Y como todos ustedes saben, lo más importante es tener una familia feliz y sana. Y ser feliz y estar sano. Es levantarte a la mañana y estar sano. Y terminar el día y estar sano. Y que te pegue el sol en la cara. Alimentarte y estar sano. Ver a tus hijos y estar sano. Ver a tus padres sanos, a tus amigos sanos. Es cosechar el día. El carpe diem de los romanos», aseveró.

Inmediatamente, Alejandro Fantino fue por más. «Necesito empezar a cosechar mis días. Darle más entidad a mis cosas, a mi familia. He formado una familia hace muy poco con Coni. Quiero transitar lo que es una familia sin escupir lo que es tener trabajo porque trabajar es algo sagrado y hay gente que no tiene trabajo. Esto no es dejar porque me sobra. A mí no me sobra nada. Soy un laburante, me rompo el traste trabajando, pero voy a priorizar otras cosas. El horario también es hermoso pero es un poco complicado. Me crié en las doce de la noche…. No estás cenando en tu casa», sostuvo.

Tajante

«Conspiró de tratar de dejar el ritmo que tenía. Voy a seguir haciendo tele abierta, me gusta entrevistar, me gusta curiosear, encontrar historias… pero voy a parar un poco. Este canal es parte de mi vida. Me hice hombre acá. Es mi casa. Lo digo en serio. Uno tiene que irse de su casa en algún momento. Me voy a ir un tiempo. No sé cuanto. Sabiendo que es mi casa. Voy a volver. Están las puertas abiertas. Hay gente que me quiere y yo quiero», aclaró el conductor.

Además, Alejandro Fantino se refirió a lo que puede pasar en un futuro. «Ojalá pueda volver el año que viene. Y que loco que me voy campeón del mundo. Tengo mucho ort* en la vida. Será que trato de dar lo que puedo y ayudar. Pido disculpas con toda la gente que me he portado mal. Hay que saber pedir disculpas a tiempo. Creo que el último tiempo del rating que tuvo estuvo ligado del aprendizaje», reveló.

«Cierro mirándolos a los ojos. Gracias, gente. No saben lo que agradezco la vida que me regalan. Nos estamos yendo con alegría. No voy a llorar porque esto es eros, amor puro. Esto es felicidad. Ahora me voy de viaje con Conita. Nunca me imagine que me iba a ir como me voy de Buenos Aires. Demasiado coseché. Gracias y más gracias. Ojala pueda volver a la tele abierta. Jamás pensé que iba a durar tanto. Que sean muy felices, que estén sanos, que tengan buen año. De corazón, ojalá tengan toda la felicidad que me han dado a mí. A vos, viejita, que me estás mirando del otro lado. Chau. Nos vemos», concluyó el conductor.

Alejandro Fantino
Alejandro Fantino