Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

ESPECTÁCULO

«Probablemente no va a funcionar más»: el psicólogo de Bendita TV, Gabriel Cartañá habló de su estado de salud

El profesional de la salud no dudó en revelar delante de sus seguidores, lo que atravesó en las últimas horas.

Muy fuerte. Así fue le ocurrió al reconocido psicólogo Gabriel Cartañá, quien el lunes posterior a la Navidad, sufrió un infarto que él mismo se encargó de comunicar a través de sus redes sociales. Ahora, quien además forma parte de «Bendita TV», reveló a través del mismo medio cómo se encuentra actualmente y qué fue lo que pasó.

«Mi hija estaba durmiendo en su habitación con una amiga. Así que decidí llamar a un médico para que me diga de qué se trataba. Llamamos a una ambulancia, vino la doctora con un enfermero, me midieron y me dijeron que querían chequearlo más, a ver de qué se trataba. Así que me derivaron a la clínica de la Trinidad», comenzó asegurando.

Inmediatamente, Gabriel Cartañá fue por más. «Ni bien llegué acá, me chequearon todo. Y me pasaron a unidad coronaria porque me dijeron: ‘Parece que tenés indicativo de un infarto’. Me derivaron y, efectivamente, me dijeron que estaba teniendo un infarto. Cada médico que llegaba, veía mi cuadro y me preguntaba hacía cuánto me estaba pasando», señaló aún en el hospital.

«Les dije (a los médicos) que me pasó a las 12 y media, 1 de la madrugada. Y ya eran las 4 de la mañana. Después me explicaron que cuánto más tiempo pasa, peor es. Un médico me dio el ejemplo de un incendio en una casa: cuánto más se tarda en apagar, más daño se genera. La desobstruyeron, la sangre pasó, luego me evaluaron. Cuando terminaron el procedimiento, me dijeron que como la sangre no había irrigado a la parte baja del corazón, esa parte había muerto», aclaró.

«Me dijeron que el 25% de mi corazón no funcionaba. Y que probablemente no va a funcionar más. Y que a partir de ahora mi corazón va a estar al 75%. Me dijeron que iba a tener que tomar dos tipos de medicamentos: uno para reparar el corazón, los daños que tuviera, y otro para proteger. Además, me pusieron tres stents en la misma vena”, sentenció Gabriel Cartañá.