Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Dibu Martínez
Foto de @Argentina

DEPORTES

Revelan los “juegos mentales” de Dibu Martínez en los penales contra Francia: “El Maquiavelo del fútbol”

El arquero fue clave para que la Selección Argentina consiguiera el título del Mundo.

La Argentina volvió a conquistar un Mundial de Fútbol luego de 36 años tras vencer a Francia en la tanda de penales tras un partido frenético que terminó 3-3. El héroe de la conquista es Dibu Martínez, quien se volvió a lucir debajo de los tres palos demostrando que en definiciones por la pena máxima es un absoluto especialista. Lo que pocos sabían es que el arquero aplicó “juegos mentales”.

En otra oportunidad el hombre del Aston Villa ya había deslizado que tenía una táctica para desestabilizar a sus rivales. Geir Jordet, un reconocido psicólogo danés realizó un hilo en Twitter donde explicó paso a paso cuál es el método que utiliza el marplatense, una cuestión que inicia desde el primer momento en el que el árbitro pita el final de los 120 minutos.

La estrategia de Dibu Martínez en los penales

“El arquero fue rápidamente al área donde se iba a realizar la definición y esperó a Lloris para darle la bienvenida como si fuera su casa. A Mbappé y al guardavallas francés les dio la mano: de esa manera, logra que las personas bajen la guardia y sean vulnerables a sus próximas provocaciones”, comentó Jordet en primer lugar. El árbitro también es parte de la jugada de Dibu.

“Su actitud con el árbitro: siempre de menos a más. En el penal de Mbappe, le pidió Szymon Marciniak que revisé la posición de la pelota y el polaco accedió amablemente. A Kingsley Coman lo presionó un poco más y le pidió a Marcianik que revisará nuevamente la ubicación del balón, que volvió a acceder a su pedido. Ahí Martínez supo que dominaba el área penal y que podía ponerse a trabajar por completo”, aseguró.

Por último, el festejo también es parte del juego mental de Dibu. “El festejo tras atajar el penal fue alocado. Así, quedó claro su nivel de confianza, lo que sin dudas impacta de manera positiva en sus compañeros y afecta negativamente a los rivales. Sus juegos mentales son impredecibles y calculados. Es el Maquiavelo del fútbol y ha estimulado a otros a copiarlo y crear contraataques en su contra. Con esta exhibición en el escenario más grande del mundo, tengo curiosidad por ver cómo evolucionará en el futuro”, cerró.