Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Julián Álvarez

DEPORTES

«Sigan soñando y creyendo»: Juli Álvarez revolucionó a Calchín tras su consagración en el Mundial de Qatar

Un pueblo de 3 mil habitantes quedó colapsado por la presencia de 10 mil hinchas.

Tras la caravana que intentó recorrer diferentes puntos de Buenos Aires y la Capital Federal, los jugadores fueron liberados de la Selección Argentinas para que puedan disfrutar de la obtención del Mundial de Qatar. «Sigan soñando y creyendo», expresó Julián Álvarez en su regreso a Calchín, Córdoba. El pueblo colapsó ante la presencia del delantero que prestó unos minutos de su tiempo para hablar con los hinchas.

Calchín quedó colapsado

A 110 kilómetros de la capital de la provincia de Córdoba, sobre la ruta provincial N° 13, se encuentra ubicada la localidad de Calchín. Un lugar que posee una población de 3000 personas. Y que en la tarde de este miércoles 21 de diciembre colapsó de gran manera. Porque se estima que unos 10 mil hinchas se hicieron presentes para saludar al exdelantero de River.

Un mensaje ejemplar

Lo primero a mencionar es que la Municipalidad de Calchín decidió declarar a Julián Álvarez como Ciudadano Ilustre. Luego, los vecinos y algunos hinchas de alrededores buscaron un lugar en las tribunas del Club Atlético Calchín para presenciar el homenaje al delantero. Un que contó con una vuelta olímpica con la réplica de la copa, además se exhibieron los goles que marcó en el certamen.

«Les quiero decir que nunca imaginé cumplir mis sueños y que se me diera a mis 22 años es algo increíble. Siempre hay cosas para seguir soñando y creo que ese es uno de los propósitos de la vida», manifestó. Los presentes comenzaron a ovacionarlo de gran manera. El ídolo de muchos está de regreso en el pueblo y con como una de las figuras de la consagración de la Argentina.

Y para cerrar el espectáculo, Álvarez decidió darle un mensaje ejemplar a los presentes. Uno que expone de gran manera cómo es su personalidad y humildad que tantos elogian. «A los más chicos, a los adolescentes y a los más grandes que sigan soñando y creyendo. Si trabajan, se sacrifican y si todos los días hacen las cosas bien, además de ser buenas personas, van a estar más cerca de lograr sus sueños».

El recibimiento

El mensaje para la gente