Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Nicolás Otamendi
Foto de FIFA

RIVER PLATE

¿Sueño imposible? Otamendi cada día más lejos de River

El defensor tiene varias propuestas para elegir su próximo destino después de junio.

River se está moviendo en el mercado de pases con la intención de lograr la llegada de nombres de categoría que le den un verdadero salto de calidad al plantel. Ya se dieron las llegadas de Matías Kranevitter, quien lamentablemente sufrió una dura lesión, y Nacho Fernández, que ya se entrena con el grupo. Ahora el gran sueño es que llegue Nicolás Otamendi.

Fueron diferentes personas las que aseguraron que el deseo del defensor surgido en Vélez era regresar a la Argentina en algún momento de su carrera para darse el gusto de ponerse la camiseta del Millonario debido a su fanatismo. En base a esto los dirigentes comenzaron a moverse desde hace ya varios meses para lograr que esto suceda.

Justamente hace algunos días fue Enzo Francescoli el que refirió a esta situación. “Es un deseo de todo River como siempre pasa con los jugadores que están en el exterior y en este caso que son hinchas del club. La lógica es que las cosas se han complicado con la diferencia económica y siempre hay que esperar con la buena voluntad del jugador. El club puede hacer un esfuerzo hasta cierto punto”, aseveró.

Lo cierto es que luego del enorme Mundial que realizó, hoy en día Otamendi tiene intenciones de seguir un tiempo más en el Viejo Continente. Fue Fabrizio Romano, uno de los periodistas de mayor renombre en el mundo en cuanto a mercado de pases se refiere, quien aseguró que hoy en día River no es una opción para el zaguero.

Posibles destinos

Otamendi no solo tiene sobre la mesa la opción de seguir en Benfica, donde le ofrecieron un contrato por dos años, sino que además empezaron a llegar propuestas de otras instituciones como por ejemplo Sevilla y Atlético Madrid. De esta manera habrá que ver qué sucede con el defensor una vez que se le termine el vínculo con el club portugués en junio.