Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Francia
Foto de @UEFA

DEPORTES

«Tengo que estar enfocado»: el árbitro de la final del Mundial adelantó lo que espera de Argentina y Francia

El referí se mostró confiado de haber un gran partido sin polémicas.

En el Estadio de Lusail, el próximo domingo 18 de diciembre se jugará la final del Mundial de Qatar entre la Argentina y Francia. Un duelo que pondrá a Lionel Messi vs. Kylian Mbappé. «Tengo que estar enfocado», expresó Szymon Marciniak sobre lo que espera de los dos equipos en el campo de juego. El árbitro polaco fue elegido por la FIFA tras su rendimiento en instancias previas del certamen.

La terna

La cuenta FIFA Media en Twitter anunció los elegidos para administrar la justicia a lo largo de los 90 minutos. En primer lugar, Szymon Marciniak será el juez principal. Mientras que Pawel Sokolnicki y Tomasz Listkiewicz estarán a su lado como líneas. En tanto que Ismail Elfath fue designado como cuarto asistente. Por último, Tomasz Kwiatkowski ocupará el rol del VAR y Juan Soto del AVAR.

Lo que espera Marciniak

«Suena fantástico, era mi sueño cuando era un chico. Como jugador de fútbol pequeño soñaba con jugar una final y bueno, ahora me toca jugar una final como árbitro. Dirigir la final de un Mundial es como ser campeón para mí«, manifestó el profesional polaco en charla con el sitio oficial de la FIFA. Hay que recordar que hasta hace poco estuvo marginado de la actividad por sufrir taquicardias.

Por otro lado, el referí habló sobre lo que imagina qué va a suceder en el campo de juego. «Espero un gran partido. Argentina y Francia tienen grandes nombres y jugadores capaces de hacer cosas maravillosas en cualquier momento. Es por ello que tengo que estar muy enfocado cada segundo del partido, no podes perder la concentración«, manifestó.

Y agregó: «Ya dirigí alguno de estos partidos de estos equipos y es una ventaja para nosotros haber estado en Argentina vs. Australia en octavos y Francia vs. Dinamarca en la fase de grupos. Conocemos a los equipos, ellos nos conocen a nosotros y podemos quedarnos tranquilos con que vamos a hacer nuestro trabajo y que se hable muy bien después del partido«.