Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
El cantante rompió el silencio después de un fin de semana en el que se habló de su presunto comportamiento.

ESPECTÁCULO

«Un invento»: L-Gante contó su verdad tras la supuesta orden de Wanda Nara

El cantante rompió el silencio después de un fin de semana en el que se habló de su presunto comportamiento.

L-Gante tuvo la oportunidad de contar su verdad en «Intrusos» este lunes. Mientras asistía a un programa radial, el creador de «La cumbia 420» dio declaraciones sobre la supuesta orden que habría dado Wanda Nara. Y es que según la información que brindó Guido Zaffora en América TV, la rubia pidió que no dejen ingresar a su edificio a Elián y eso generó enojo en el músico.

«Fue un invento lo que dijeron de mí», sentenció el joven dialogando con Florencia de la V. Además, L-Gante dijo que toda la historia que se contó de su «respuesta violenta» en el edificio que habita la mediática está muy alejada de los acontecimientos reales: «No hubo ni un acercamiento a la verdad. No pasó lo que dijeron».

En ese marco, el popular intérprete añadió: «Mirá si voy a patear un portón delante de una cámara seguridad». Para finalizar con la nota, L-Gante esgrimió una crítica hacia la televisión por la cobertura que estuvieron haciendo del tópico:» Siempre salen cosas malas. Nunca salen las cosas buenas. Este año la tv me hicieron bullying.

Mientras Elián sigue con sus labores, sus mamá también apareció en la pantalla chica este lunes para desarrollar varios temas relacionados al cumbiero. Claudia Valenzuela le brindó un reportaje a «Socios del espectáculo» y allí habló del hábito de fumar de su hijo con honestidad. “En un momento sí me preocupó. Pero ahora te digo que no, porque él se siente bien porque se alimenta», confesó.

» Él muchas veces dice: ‘Fumo para comer, para relajarme y fumo para estar bien’. Y es verdad”, aseguró la progenitora del intérprete. Tras los interrogantes de los conductores, la mujer remarcó otro detalle: «Él no tiene el cigarrillo todo el tiempo, lo fuma cuando lo necesita. No está las 24 horas del día fumando».