Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Aníbal Fernández

POLÍTICA

Aníbal Fernández habló de «sensación de impunidad» a 8 años del deceso de Alberto Nisman

El ministro de Seguridad Aníbal Fernández reivindicó su trabajo en la causa AMIA, al que supo criticar con dureza tras su misteriosa muerte,





banner

El ministro de Seguridad Aníbal Fernández se expresó el día martes sobre el caso de Alberto Nisman, del cual se cumplen 8 años sin saber qué pasó realmente. El funcionario participó el día martes en un acto en Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, lugar donde habló de la «sensación de impunidad» que le produce el deceso del fiscal. Allí, la Dirección General de Aduanas –a cargo de Guillermo Michel– le entregó 163 neumáticos incautados en diferentes procedimientos.

La opinión de Aníbal Fernández sobre Nisman

El fiscal Nisman fue un hombre que trabajó fuertemente con la causa AMIA. El enorme presupuesto que le fue asignado tuvo mucho que ver conmigo, con haberle conseguido el presupuesto para que él pudiera investigar el tema”, expuso el ministro en la conferencia de prensa, según LN+.

“Yo no voy a opinar respecto a cuál es la condición de la causa. Tiene que resolver el juez que está actuando en consecuencia y que tendrá que demostrar, en base a los elementos con los que cuenta aunque ya pasaron demasiados años, cómo fue la situación. Y eventualmente, si hubiera responsables, sancionarlos”, dijo Aníbal Fernández.

Consultado por el mismo medio sobre la investigación de su muerte y del atentado a la AMIA, otro caso que todavía no ha sido esclarecido del todo, expuso su «sensación de impunidad». “¿A usted le llega? Bueno, a mí también me llega. ¿Por qué no?”, indicó. Cuando ocurrió la muerte de Nisman, en las torres de Le Parc, Aníbal Fernández era secretario general de la Presidencia.

Las contradicciones en su discurso

En un principio, el ex jefe de Gabinete no se mostró amigable con las maniobras judiciales de Nisman, incluso poco tiempo después de su fallecimiento. Desde marzo del 2015 se constituyó en uno de los funcionarios del kirchnerismo que más cargó contra él. Llegó a vincularlo con el entonces jefe operativo de la ex Side, Antonio Stiusopara perjudicar a la entonces presidenta Cristina Kirchner.

También tuvo cruces con la ex esposa del fiscal, Sandra Arroyo Salgado, luego de que Fernández lo calificara como «un sinvergüenza». «Jamás he hablado mal de la doctora Arroyo Salgado. Si hacer conocer la inconducta de su exesposo molesta, lo siento pero es así», había posteado el ministro en su cuenta de Twitter en marzo de ese mismo año.