Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Corea del Norte

MUNDO

Corea del Norte cierra la capital por cinco días: los motivos

No estaba claro si otras zonas de Corea del Norte habían impuesto nuevos cierres.

Las autoridades de la capital de Corea del Norte, Pyongyang, ordenaron un cierre de cinco días debido al aumento de casos de una enfermedad respiratoria no especificada, informaron este miércoles la embajada rusa y NK News, con sede en Corea del Sur, citando un aviso del gobierno.

El aviso indicó que «se ha establecido un periodo especial antiepidémico» y pidió a las delegaciones extranjeras que mantengan a sus empleados en el interior. La orden también pedía que las personas se midieran la temperatura cuatro veces al día y comunicaran los resultados a un hospital por teléfono.

En la notificación no se mencionaba el coronavirus, aunque sí se citaba un «aumento de los casos invernales de gripe recurrente y otras enfermedades respiratorias». Los cierres fueron comunicados por primera vez por la surcoreana NK News, que sigue de cerca los acontecimientos en la hermética Corea del Norte.

No estaba claro si otras zonas del país habían impuesto nuevos cierres. Corea del Norte reconoció su primer brote de coronavirus el año pasado, pero en agosto había declarado la victoria sobre el virus. Nunca confirmó cuántas personas contrajeron la enfermedad, al parecer porque carece de medios para realizar pruebas generalizadas, informó Reuters.

Los medios estatales han seguido informando sobre las medidas antipandémicas para combatir las enfermedades respiratorias, incluida la gripe, pero aún no han informado sobre la orden de confinamiento. El martes, NK News informó que los residentes de Pyongyang parecían estar abasteciéndose de bienes en previsión de medidas más estrictas.

El martes, la agencia estatal de noticias KCNA declaró que la ciudad de Kaesong, cerca de la frontera con Corea del Sur, había intensificado las campañas de comunicación pública «para que todos los trabajadores observen de manera voluntaria las normas antiepidémicas en su trabajo y en su vida».