Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fernando Báez Sosa

SOCIEDAD

Culminó la segunda semana del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: los detalles

El juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa terminó su segunda semana de audiencias y los rugbiers se complican cada vez más.

Este viernes concluyó la segunda semana del juicio contra los rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. La audiencia duró menos de dos horas y tuvo como protagonistas a dos bomberos voluntarios que asistieron al joven. También los magistrados citaron a Pablo Gastón Zapata, quien había denunciado a los imputados en 2019 por dos ataques.

Luego del revuelo que hubo el día jueves con la declaración de Luciano Pertossi, el último día de la segunda semana del juicio fue más pacífico. A diferencia de otras audiencias, los convocados por el Tribunal Oral en lo Criminal 1° (TOC 1) fueron tan solo tres. Los primeros en prestar declaración fueron los dos bomberos voluntarios que intentaron auxiliar a Fernando.

Verónica Onieva fue la primera en hablar ante los jueces. Explicó que su participación comenzó a las 5.03 de la mañana del día 18 de enero del 2020. Allí le informaron que había un sujeto inconsciente en la vía pública. “Fuimos y nos encontramos con una persona en el piso a la cual le estaba haciendo RCP una mujer», declaró según NA.

«Le pedimos que nos deje intervenir y mi compañero comenzó a hacerle maniobras de RCP, le conectamos el DEA, constatamos si tenía signos vitales: no tenía”, agregó al relato. A continuación fue el turno de Javier Timoteo, bombero que estuvo junto a Onieva. Con similares narraciones, informó que le practicaron un chequeo con el DEA «y seguía sin signos vitales».

Luego de intentar reanimarlo, llegó la ambulancia para que se ejecute el traslado: «Hicimos el relevo, yo le hice RCP y llegó la ambulancia. Después ayudamos a cargar el paciente a la camilla y lo trasladaron al hospital», concluyó Timoteo. Posteriormente ingresó a la sala un conocido por los acusados, Pablo Zapata. El joven denunció que había sido atacado por los rugbiers en 2019.

Zapata apuntó contra Lucas Pertossi, quien no sólo lo denunció por violencia física, sino por haberle robado la moto. «Fue una patoteada. Primero recibí una golpiza, él (Pertossi) junto a cinco o seis sujetos más. Me lo cruzo a los cinco días con algunos de esos sujetos, se me vienen encima. Uno de los chicos me abre paso para bajar la escalera, estaba en un bar y Lucas me pega una trompada», explicó.

Tras contar cómo fue el ataque, se refirió al robo de su moto por parte del rugbier acusado de matar a Fernando Báez Sosa. Luego de la agresión, Lucas Pertossi le grió: «‘hijo de puta, te voy a matar, hijo de puta te voy a robar la moto». De inmediato Zapata envió a sus amigos a confirmar si el ciclomotor había sido sustraído por el rugbier. Definitivamente, el rodado había sido robado.