Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Sergio Massa

ECONOMÍA

El campo quedó conforme con la reunión con Sergio Massa pero espera anuncios sobre un alivio fiscal

A raíz de la sequía preocupante que azota a la región pampeana, Sergio Massa encabezó una reunión urgente con la Mesa de Enlace.

La reunión entre el ministro de Economía Sergio Massa con dirigentes del campo salió bien tras los reclamos de la Mesa de Enlace para que el Gobierno tome cartas en el asunto con respecto a la sequía. Según trascendió entre las fuentes oficiales, el alivio fiscal llegará, pero no sabrán los anuncios oficiales hasta el 1 de febrero. Junto a integrantes de su equipo económico, el ministro reconoció la gravedad de la situación en varios puntos del país.

«Hoy, por iniciativa de @SergioMassa, conformamos una mesa de trabajo junto a representantes del sector agropecuario y distintas áreas de gobierno, a fin de mitigar los problemas de la sequía. En los próximos días tendremos reuniones para presentar medidas a fin de este mes», expuso en su cuenta de Twitter el secretario de Agricultura Juan José Bahillo.

«Nuestra visión implica una construcción permanente con cada sector de la cadena agroindustrial. Hoy generamos un espacio para atender la coyuntura climática pero también para crecer juntos y generar desarrollo futuro», cerró. De esta forma, se esperan una serie de encuentros entre el sector político y el campo para definir las «medidas concretas».

Los temas que Sergio Massa podría tratar

Acorde precisaron en LN+, el conclave fue «positivo» al tratarse los temas que más preocupan a los productores rurales. En la agenda del mes que viene, se podrían incluir las retenciones, que podrían ser eliminadas en el sector ganadero por el factor climático, y la creación de un tercer dólar soja, debido a que necesitan actualizarse por inflación.

En tanto, un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA), al cual tuvo acceso NA, detalló el estado estrepitoso en que se encuentran los cultivos de soja y maíz, además del trigo. La escasez de precipitaciones y las altas temperaturas provocaron un deterioro en las reservas hídricas, generando un impacto negativo sobre los rendimientos.