Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Polo Obrero

SOCIEDAD

El Polo Obrero y las organizaciones sociales amenazaron con realizar la primera marcha del año

El Polo obrero y las demás organizaciones sociales amenazaron con realizar la primer manifestación del año.

El Polo Obrero y Unidad Piquetera amenazaron con ejecutar la primera manifestación del año luego de algunos incumplimientos por parte del Ministerio de Desarrollo Social. Eduardo Belliboni comentó que hay un atraso en el pago del Potenciar Trabajo, falta de partidas alimentarias y herramientas laborales. La paz conseguida a fin de año está por llegar a su fin y advirtió que lo mostrarán en las calles.

Antes de que llegue el 2023 los referentes sociales y Victoria Tolosa Paz habían llegado a un acuerdo, donde concordaron que no haya movilizaciones. Sin embargo, al parecer la tregua quedó en el 2022. A pocos días de iniciado el año, la Unidad Piquetera advirtió que no se han cumplido las promesas que provinieron del Ministerio de Desarrollo.

Se constató que no se han cumplido en su totalidad los compromisos asumidos por la ministra Victoria Tolosa Paz”, explicaron desde las organizaciones sociales. La conclusión fue concreta, si no hay una respuesta inmediata antes las exigencias, las movilizaciones no tardarán en llegar. «Estamos en estado de alerta», sostuvieron según informó NA.

Entre las organizaciones del Polo Obrero, Barrios de Pie– Libres del Sur y el MST concluyeron que este jueves 5 de enero podría darse la primera manifestación del año. “En caso de que se postergue nuevamente el pago del Potenciar Trabajo, inmediatamente habrá piquetes en todo el país«, amenazaron los movimientos sociales.

Otro de los factores que puso en guardia a la Unidad Piquetera es el incumplimiento de las cajas navideñas para los beneficiarios: “En lo referente a alimentos secos y navideños, en el caso de estos últimos, hubo provincias enteras que se pasaron las fiestas sin un pan dulce en sus mesas”, informaron que la promesa había sido de que llegarían en «48 horas».