Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gran Hermano
Gran Hermano

ESPECTÁCULO

La emoción de un exparticipante de Gran Hermano: “Gracias por tanto”

El ex “hermanito” habló de una persona lo cambió todo en su vida y le dedicó un posteo especial.

Un exparticipante de “Gran Hermano” expresó su emoción por un evento de importancia a nivel familiar. En este caso hablamos de Gustavo Conti, quien participó de unas de las emisiones tempranas del reality y logró formar una familia con Ximena Capristo, una de sus compañeras en el certamen de Telefe.

Después de mucho batallar, Conti y Capristo cumplieron el sueño de ser padres hace 6 años y estuvieron celebrando otro cumpleaños junto a Felix. “Feliz Cumple años hijo querido 6 años !! Gracias por tanto, te amo infinitamente sos todo en nuestra familia”, expresó el famoso junto a una foto cuando su hijo era tan solo un bebé.

Por otro lado, el exGran Hermano expuso sus buenas intenciones para el desarrollo de la vida del pequeño: “Deseo que siempre seas feliz siempre con tu sonrisa hermosa al infinito y más allá…salud por sobre todo… con tu alegría y buena onda que te caracteriza siempre pa’ delante!! te amo papá todo terreno siempre”.

Momentos complejos

Tras el furor de la nueva emisión de “Gran Hermano”, Ximena Capristo y Conti volvieron a aparecer en escena como comentaristas del reality los viernes a la noche. Sin embargo, también hablaron de temas personales, como el desafío que significó concretar la paternidad después de varios años de intentos fallidos.

“Vamos a quedarnos con Félix, ya tengo 46 años, no es un tema de edad, yo pasé por momentos muy angustiantes- Me costó salir adelante, volver a lo mismo, a probar o prometerle un hermanito a Félix y que no se de, es algo que no quiero”, comentó la modelo y bailarina en un reportaje radial para el programa de Catalina Dlugi. Asimismo, expresó: “Fue una gran lucha de muchos años, de muchas decepciones, costó concretarlo. Yo no tenía ningún problema de salud, estábamos perfectos, el problema era nuestra cabeza”.