Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Laurita Fernández

ESPECTÁCULO

Laurita Fernández mandó al frente a un invitado en ‘Bienvenidos a Bordo’: «Es muy desprolijo»

La conductora no dudó en chicanear a una figura que se acercó a jugar al programa.

Desde hace un tiempo, Laurita Fernández está conduciendo ‘Bienvenidos a Bordo‘, en la pantalla de El Trece. Cada tarde, recibe a gran cantidad de participantes, que se acercan a jugar con Laurita y todas las figuras del programa. Días atrás, la conductora recibió a Locho Loccisano y a su mamá, que se animaron a participar en el juego de las puertas. Sin dudarlo, Laurita mandó al frente al invitado al aire.

«Mirá quién vino hoy, Mónica, la mamá de Locho, a jugar en las puertas del dinero. Locho puede opinar, pero quien tiene la última decisión sos vos», comenzó expresando Laurita Fernández al iniciar su programa. Entonces, la invitada contó que es psicóloga y sexóloga, y Laurita aprovechó para chicanear a Hernán Drago: «¿Algún tip para una noche ideal? Porque Drago me dijo que venía medio complicado para el verano».

Rápidamente, la invitada compartió: «Relajados, fundamentalmente, y con ganas de divertirse, porque el sexo es el juego de los adultos. Igual, Drago gana con el romance. Y que se anime a todo». Luego, comenzaron a jugar, hasta que, en un momento, Laurita decidió mandar al frente a Locho Loccisano al aire. «Me llegó el rumor, no es que quiera sentenciar algo… Es muy desprolijo, como que deja la ropa tirada, los platos sin lavar», comentó la conductora.

Sin dudarlo, la madre afirmó que «sí, se cuelga. Pero yo no lo he educado muy bien, porque yo no soy muy ordenada. La verdad es que es herencia». Entonces, Laurita propuso seguir jugando, y la mujer eligió «el 8 por Locho». En ese momento, Locho Loccisano interrumpió para contar: «¿Sabes qué Lau? El 8 me lo voy a tatuar con Majo en Carlos Paz, porque es el número que nos representa en todos lados».

«Majo tenía el 8 en ‘El Hotel'», recordó la madre de la figura, y Locho contó que «nos pusimos de novios un 8». Sin embargo, la mamá comentó «¿y si aparece el diablo ahora?», y Laurita expresó: «Ay no, Dios. Mirá si justo que Locho siempre le fue bien con el 8… Locho, que no esté el diablo, es tu culpa sino. Cambiás de número, que te llamen ‘lsiete’, no Locho, o ‘lcuatro’ que te llamen».