Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gran Hermano

ESPECTÁCULO

«Me rajaron como un perro»: el enojo de Juliana de Gran Hermano

La joven oriunda de Santa Fe se despachó a una semanas de lo que se vio en Telefe.

Hace un par de semanas se vivió un momento inédito en «Gran Hermano» tras la expulsión inesperada de Juliana. La joven tuvo la oportunidad de regresar al programa después de ser eliminada pero tras dar detalles sobre los acontecimientos externos al ciclo fue sancionada con la pena más dura y expresó su enojo en una nota reciente.

La exhermanita fue a confesarse con el youtuber Martín Cirio y dio detalles que no se conocían del detrás de escena de esa noche en Telefe: «Nunca pensé que iba a estar 4 día. Me cag*aron porque me avisaron mil veces en el confesionario pero nunca me avisaron de la sanción que salió en vivo, la que leyó Santiago Del Moro. Sino ahí hubiera dicho ‘pará, no tires tanto’ porque se me cortó la soga»,

«Cuando me dicen que estaba expulsada, me voy para el pasillo, como recalculando la situación porque fue como un poco abrupto y un poco sorpresivo, no te voy a mentir…No sé dónde estaba Maxi a todo esto porque yo estaba con la cabeza desorientada. Yo estaba como ida», continuó diciendo. Salí bastante enojada. Lo sentí como muy injusto. Me llamaste la atención 80 millones de veces pero me agarraste de los pelos y me dijiste ‘andate'», relató después.

Posteriormente, expuso un momento que ningún televidente pudo ver: «Cuando a vos te sacan del programa, te sacan en una combi. El Cabify en este caso no porque yo no iba al piso. Te llevan en una combi y después hacen el simulacro del Cabify para llegar al programa. No existe Cabify, es parte del show».

«Menos mal que no fui al piso esa noche. Estaba muy enojada más que nada por el tema de la valija porque para mí mis cosas son sagradas. De hecho, amo a la producción pero no me mandaron todo», añadió. Para finalizar, Juliana dijo que su bronca fue tal que tuvo ganas de realizar otros actos: «Antes de irme, cuando estaba en el pasillo pensé ‘acá detono todo y tiro tierra para todos lados’ pero me dio miedo. Tuve dos segundos de lucidez y dije ‘la producción me va a demandar. No me van a llamar nunca más para nada y quedo mal con todo el mundo’. Al día siguiente cuando voy al debate me dicen ‘hoy venite sencillita, bajo perfil, por todo lo que te pasó’ y yo les dije ‘sencillita nada. Tengo que brillar, encima que anoche me rajaron como a un perro'».