Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Enzo Fernández
Instagram de Fernández

DEPORTES

Se congeló y podría caerse la venta de Enzo Fernández al Chelsea: el enojo de Benfica

El conjunto inglés no respetó las condiciones de compra.

El mercado de pases internacional en las últimas horas estuvo eclipsado por las negociaciones que Chelsea y Benfica estuvieron desarrollando por el traspaso de Enzo Fernández. Lo que parecía casi un hecho en la noche del martes, la tarde del miércoles señala algo distinto. Porque desde Europa indican que las charlas están congeladas y hasta podría caerse el pase. ¿Qué pasó? ¿Qué despertó el enojo del conjunto portugués?

La cláusula de Enzo

Tras ser comprado a River, Enzo Fernández firmó un contrato con el Benfica y este dispone de una cláusula de rescisión. La cual se encuentra tasada en 120 millones de euros para aquel que lo pretenda. Por lo tanto, si se ofrece un monto menor, el mismo será rechazado de manera inmediata. Mientras que cualquier otro dinero mayor al mencionado obliga a negociar las formas de pago.

Las conversaciones se congelaron

El periodista italiano Fabrizio Romano informó en su cuenta de Twitter que las conversaciones entre Chelsea y Benfica no tienen un acuerdo absoluto después de una nueva reunión. A razón de que los ingleses ofrecieron pagar 85 millones de euros. Una cifra que está bastante alejada de lo que se pretende. Hay que recordar que los trascendidos hablaban de 127 millones.

Por lo tanto, los directivos portugueses comunicaron que no continuarán con las conversaciones. Debido a que la postura es una sola: el jugador se va por la cláusula de rescisión o se queda a cumplir el contrato. Esto provoca que los intereses del Arsenal, Manchester United, Liverpool y Real Madrid continúen vigentes además de ser potenciales compradores.

¿Y River?

La postura de Benfica de que paguen la cláusula de rescisión de 120 millones de euros implica el cobro en una sola cuota. Por ende, River se estaría beneficiando de gran manera al recibir el dinero que le corresponde por ser el dueño del 25% de la ficha. Cualquier otro monto, da como resultado que se pueda dilatar la adquisición de la divisa extranjera.