Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
vacuna contra el coronavirus

SOCIEDAD

Soberanía sanitaria: la vacuna de Argentina contra el coronavirus a un paso de ser aprobada

Desde el Estado argentino festejaron los avances de la vacuna contra el coronavirus que promete una alta inmunidad.

La vacuna contra el coronavirus llamada ARVAC Cecilia Grierson comenzó hoy los estudios de fase 2 y 3 para evaluar la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad tras la aprobación de la etapa 1 por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). El proyecto fue realizado en Argentina por el Conicet, la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y el Laboratorio Pablo Cassará.

«Contar con una vacuna de producción nacional contra Covid-19, desarrollada por investigadoras e investigadores argentinos, es una muestra concreta de lo que podemos lograr cuando el sector público y el privado aunamos esfuerzos y trabajamos en conjunto», expresó Carla Vizzotti, ministra de Salud del Gobierno nacional en declaraciones citadas por la agencia Télam.

Daniel Filmus, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, apoyó la iniciativa y agradeció a los colaboradores: «El esfuerzo de nuestros científicos, la articulación entre distintos actores públicos y privados, y el trabajo conjunto con el Ministerio de Salud, que permite seguir adelante con este proyecto necesario para la salud de los argentinos y para la soberanía sanitaria».

«Es la primera vez que se lleva adelante en el país estudios de Fase 2 y 3 para una vacuna de desarrollo nacional», señaló Filmus. La vacuna seguirá siendo probada en voluntarios adultos previamente vacunados contra el virus SARS-CoV-2. Los datos de fase 1 demostraron que la dosis es segura y muy inmunogénica y que una dosis de refuerzo incrementa hasta 30 veces los anticuerpos contra las variantes Ómicron y Gamma.

La vacuna argentina contra el coronavirus se basa en la tecnología de proteínas recombinantes, algo que ya se utiliza en otras inyecciones como las que se aplican contra la Hepatitis B en niños recién nacidos desde hace más de 20 años. Por otro lado, la distribución de la vacuna será más económica y fácil de producir porque solamente requerirá de una temperatura entre 2ºC y 8ºC para mantener sus propiedades intactas.